jueves, 19 de abril de 2007

32 asesinados

Uno no se explica como alguien puede asesinar fríamente de forma indiscriminada a 32 compañeros de estudio, como lo hizo hace un par de días Cho Seung-Hui en la Universidad Politécnica de Virginia. Bueno, sí. Supongo que es simplemente dar rienda suelta a la maldad que todo ser humano lleva dentro, y que si no es controlada, al final es esa maldad la que acaba controlando al ser humano, con las trágicas consecuencias que hemos visto. Es lo mismo que pasa con los asesinos suicidas en Iraq, con los etarras en España, y con cualquier asesino en masa. No hay explicación racional. Como he dicho, o controlamos la maldad, o la maldad nos acaba controlando a nosotros.

8 comentarios:

  1. Hay un motivo muy sencillo para explicar cómo se ha podido hacer eso, y es que tenía dos pistolas frente a gente desarmada.

    ResponderEliminar
  2. El amigo Cho no era malo. Ni le había controlado el mal, ni estaba bajo la influencia de los Sith, ni nada parecido... Por lo visto, el chaval estaba como una puta cabra. Era un enfermo mental mal diagnosticado que jamás debía haber abandonado la sala acolchada del psiquiátrico. No hay más que ver sus antecedentes y la ristra de estupideces que dice en su video póstumo.

    Saludos

    ResponderEliminar
  3. No hay que olvidar la gran heroicidad de Liviu Librescu, superviviente del Holocausto, escapado de la dictadurade Ceaucescu, el cual sacrificó su vida por salvar a sus almunos. Que en gloria esté.

    http://www.minutodigital.com/opinion/dediego/dediego4.htm

    ResponderEliminar
  4. Perdón, el link que quería poner era este.

    http://bellaaurora.blogspot.com/2007/04/liviu-librescu-el-retrato-de-un-hroe.html

    ResponderEliminar
  5. Es sencillo la violencia que generan ellos en todas partes del mundo tambien se refleja en su propio pais.

    ResponderEliminar
  6. Ese chico lo que tenía era odio (las pistolas eran lo de menos) en su corazón, además de cierta envidia a sus compañeros al parecer. Envidia como la que tienen un ciertos americanófobos que pululan por estas redes. Menos mal que hasta ahora a nadie se le ha ocurrido la simpleza mental de decir que la culpa es de los americanos por vender armas...sería eso...síntoma de mononeuronalidad progresística antiaméricana.
    A mi entender el fallo (uno de ellos) fue de los estudiantes que no tenían una buena pistola para detener a tiempo a ese imbecil.

    ResponderEliminar
  7. ¡Pero qué envidia, qué odio y qué mononeuronalidad progresística!"
    Si estuvo en un psiquiátrico por "colgao", escribía historias macabras en sus clases de literatura -o de lo que fuesen- y tenía delirios de profeta vengador y de salvador de los oprimidos... Lo que era es un psicópata de tomo y lomo con alguna otra enfermedad mental asociada. No entiendo por qué os obstináis tanto en su maldad o por qué dicen 4 "entendidos televisivos" que eso le puede pasar a cualquiera.
    Ni el odio ni la envidia desencadenan un comportamiento tan demente en un tio normal, ni esas cosas le pasan a cualquiera.

    Cambiando de tema, lo que no deja de asombrarme en estas redes políticas es el escaso aprecio que manifiestan unos y otros por las vidas ajenas. Muchas veces de inocentes que son conducidos por sus gobiernos a guerras que ni desean. Vamos, que si no es de los míos, pues hay que matarlo.

    Cómo se nota que somos nosotros los que necesitamos una buena guerra para que se aterrorice tanto hijoputa suelto o que al menos dejen de decir imbecilidades... Y no me refiero sólo a esos 2 espontáneos de encima que -en este caso particular- a lo mejor, tenía que venir algún malnacido a volarles la cocorota...
    Más que nada, por ser culpables del comercio negro de armas que efectúa nuestro país... Vamos, por justificar algún modo de crucificar a inocentes.

    Desde luego, esto de las redes y sus bastardillos cada día me deja más flipao.

    ResponderEliminar
  8. Ahora fijaros un momento en un detalle: una matanza en EEUU merece conexiones especiales, enviados especiales, corresponsales, análisis de las causas, horas de informativos... Sin embargo, docenas de muertes violentas ocurridas cada semana en brasil o colombia pasan desapercibidas para los medios. Eso refleja la importancia que se da a las vidas de cada persona dependiendo de su lugar de origen o del pais en el que viven.

    ResponderEliminar