lunes, 30 de abril de 2007

Qué envidia, ¡Qué envidia!

Elecciones a la Presidencia de la República de Francia:
Nicolas Sarkozy 31,11%
Ségolène Royal 25,84%
Francois Bayrou 18,55%
Jean-Marie Le Pen 10,51%

En España estos resultados colocarían a Bayrou como el gran ganador de la jornada, ya que sería el que decidiría quien gobernaría, en oscuros pactos de espaldas a los electores, por supuesto.

Pero no, aquello es Francia. Y ganará Sarkocy (probablemente) o Royal (menos probable). Y Bayrou (y más aún Le Pen) pasará al olvido político. Y serán los electores los que decidirán por quien quieren ser gobernados, en una República democrática y presidencialista, no en una Monarquía impuesta y politiquera.

Lo dicho, qué envidia, pero ¡qué envidia!

3 comentarios:

  1. Ocho días en tan profunda reflexión...

    Ahora planteate porque seguimos siendo una monarquía si el republicanismo no consigue apoyos más que mínimos y de cara a la galería...

    ResponderEliminar
  2. Coinsido en que la monarquia debe terminar, no puede ser que un grupo de parasitos viva a costa del trabajo nuestro. Por otra parte en Fracia hay una desigualdad social como nunca antes vista en Europa, por lo menos en España no tenemos grupos quemando autos como en francia porque saben que nunca tendran un futuro mejor.

    ResponderEliminar