miércoles, 17 de noviembre de 2010

1975-1982: Cuando los socialistas apoyaban a los saharauis

¡Qué tiempos! Dos melenudos (literalmente), Felipe González y Javier Solana, apoyaban incondicionalmente la causa saharaui frente a Marruecos. Claro, estaban primero en la casi clandestinidad y luego en la Oposición, en los gobiernos de Arias Navarro y Adolfo Suárez.

Y llegó la fecha mágica, el año 1982, cuando el PSOE arrasó en las elecciones y alcanzó el Gobierno. Entonces se cortaron las melenas (bueno, lo habían hecho un poco antes, para dar sensación de seriedad y así poder ganar) y se pusieron a gobernar. Del "no a la OTAN" se pasó a meternos en la OTAN hasta las orejas (¿alguien se acuerda de las condiciones del referéndum?), entre otras cosas. Y una de esas "otras cosas" fueron los saharauis, que pasaron a importar un bledo, porque claro, los intereses decían que los socialistas en el Gobierno con quien debían llevarse bien eran con los marroquíes. Y eso sucedía en los tiempos de Felipe González.

Porque si hablamos del actual inquilino de La Moncloa, lo que este hombre debe tener no es miedo, sino pánico a que se le plantee una situación parecida a la de Perejil. No digamos ya Ceuta o Melilla. Pues eso, que en estas condiciones, lo que ha pasado con el Gobierno de España, mirando hacia otro lado ante las espantosas tropelías del Gobierno de Marruecos con los saharauis era lo normal, lo terriblemente normal viniendo de quien viene, José Luis Rodríguez Zapatero.

1 comentario:

  1. Y tanto, yo estaba en edad militar cuando aquello de “50 razones para decir no a la otan” los mítines apestaos de gente; encima de los altavoces, por los suelos, desde las ventanas… y las madres, muy preocupadas ellas, dando su voto al psoe para que sus hijos no fuesen a ninguna guerra. No me cabe duda de que el psoe consiguió ganar gracias aquella manipulación tan vergonzosa.

    En cuanto a los saharauis yerras en el titulo, ahora mismo no apoyan a los saharauis porque son ellos quienes están en el poder. Si fuese la derecha, tendríamos manifestaciones, no presenciales, pero si orquestadas desde el partido socialista. Con eslóganes, roturas de escaparates, incendios, y algún jamón que otro robado. Por lo que sin sentir ni pena ni gloria por el frente Polisario, se le está bien merecido a estos embaucadores oportunistas demagogos e inútiles.

    ¿por cierto, alguien sabe porque empezó esto?

    ResponderEliminar