lunes, 15 de noviembre de 2010

Una sociedad sis referentes

Duran i Lleida (algún día casi le voté) de viejo verde, Gallardón defendiendo el "matrimonio homosexual", Rajoy mirando al lado contrario de las víctimas del terrorismo. ¿Dónde están los que defienden los valores cristianos? ¿O al menos tradicionales? ¿Por qué se avergüenzan de ser lo que son? ¿O es que en verdad son algo?

Supongo que tampoco toda la culpa es de ellos. La sociedad española probablemente demanda elementos así, que ni chicha ni limoná. Ya no hay referentes; tampoco casi nadie los quiere.

En estas circunstancias, ¿es tan malo tener gente como el Tea Party, que se sienten orgullosos de ser lo que son y lo defienden? Sí, ya sé que en España muy pocos entenderán la pregunta. Por ahora. Puede que algún día la entiendan. Y también puede que entonces sea demasiado tarde.

1 comentario:

  1. Cualquier cosa que hagamos parece que será inútil, demasiado lenta o que llegará "demasiado tarde". Estamos jodidos porque la marabunta, con su espiral y su inercia, arrasa con todo y a gran velocidad. Lo que tan acertadamente apuntas José, de la falta de referentes, es uno de los cánceres que nos matan. Literalmente.
    Saludos

    ResponderEliminar