domingo, 2 de julio de 2017

"La ONU contra Israel: una historia larga y ominosa"

Buenísimo artículo de Pablo Molina en LD sobre como esta organización internacional discrimina sistemáticamente a Israel en comparación con otros países dictatoriales y donde se violan sitemáticamente los derechos humanos. Añado que el texto está repleto de datos que apoyan dicha conclusión y que yo en su mayoría desconocía.

5 comentarios:

  1. Habría que empezar diciendo que Israel existe, en parte, porque así se acordó en la ONU. No obstante, esa primera resolución sobre la creación de un estado judio y otro árabe (la 181) no se cumplió dado que los judios proclamaron unilateralmente su Estado y a los dos días, los árabes quisieron "renegociar" con la fuerza de las armas.

    https://es.wikipedia.org/wiki/Resoluciones_de_la_ONU_sobre_el_conflicto_%C3%A1rabe-israel%C3%AD


    Desde entonces, poco se ha avanzado en el reconocimiento de fronteras del territorio apropiado por Israel. Egipto, Jordania y recientemente (aunque sea de forma vergonzante) los saudíes han sido los únicos vecinos que han reconocido a Israel:

    Al cabo de 39 años, Riad reconoce los acuerdos de Camp David
    http://www.voltairenet.org/article196880.html

    Muchos son los países que no reconocen al estado judío y otros tanto los que se han retractado de su reconocimiento previo:

    https://es.wikipedia.org/wiki/Reconocimiento_internacional_de_Israel

    No entraré en discusiones terminológicas sobre si atribuir el carácter democrático a Israel o no. Desde luego, la "cultura popular" reconoce muchas más "democracias" de las que, siendo rigurosos, existen. Sin ir más lejos, la partidocracia española ha celebrado hace nada el 40 aniversario de su primera "votación democrática" (votación conforme a la legislación franquista que la promovió). Volviendo al tema, sí puede afirmarse que Israel es el único Estado digno de tal nombre en la región. Está rodeado de estados fallidos (en buena medida por las agresiones perpetradas por potencias occidentales) y regímenes pre-modernos. Además, cuenta con unas cuantas bombas atómicas en su arsenal lo que le otorga mayor autoridad que todas las resoluciones de la ONU juntas.

    Si en verdad le molesta el maltrato al que le someten las instituciones de la ONU, Israel daría ejemplo al mundo retirando su aportación financiera a cualquier organismo vinculado a ella. Tampoco es tanto, Israel contribuye con 11 millones de dólares al presupuesto ordinario de la ONU en 2017 (Iran pone casi 12, los saudíes, 29, España 61, USA 610)

    Si Israel hace esto, no sería la única en retirar los fondos a ese entramado burocrático corrupto a la par que intocable. Los USA de Trump están deseosos de reducir al mínimo esa partida de gasto. Sería una formidable iniciativa por parte de Israel y que sólo molestaría a los político-burócratas americanos y europeos que disfrutan de bien remunerados puestos exentos de tributación, a los tiranos que también medran merced a su presupuesto (cobrando por poner a sus tropas cascos azules, por ejemplo) y quizá algún país que alberga sus sedes, suficientemente ricos para poder seguir viviendo sin ellas (USA, Suiza o Austria)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tres anotaciones muy rápidas.

      1. Que la ONU le reconociese a Israel su derecho a la existencia no le da derecho, por supuesto, a ese permanente ataque a dicho país desde casi el siguiente minuto.

      2. La resolución quienes la hicieron volar por los aires fueron los árabes, que no aceptaron la partición... y perdieron casi todo el terreno... ironías de la vida.

      3. La lista de agravios de la ONU hacia Israel es impresionante (yo desconocía la mayoría). A ningún país del mundo (y los hay que incumplen todos los derechos humanos todos los días) se le somete a ese tipo de macaje.

      Eliminar
  2. Espero no extenderme:

    1. En cierta medida, al ser la creación de Israel una concesión de la ONU, sí se puede argumentar que tendría cierto "derecho" a criticar sus actuaciones más que la de estados preexistentes a la ONU, como serían los europeos.

    2. En su ingenuidad, los que aprobaron la resolución 181 de la ONU esperarían que el fin del mandato británico diese lugar a la creación coordinada y pactada de dos estados, uno judio y otro árabe. No obstante, los británicos permitieron el mismo día del final de su mandato la proclamación del Estado de Israel de forma unilateral. Coincidiendo con la retirada de las tropas británicas, los ejércitos egipcio, jordano, iraquí, saudí y yemení(todas monarquías en la órbita de influencia británica) además de fuerzas sirias, libanesas (antiguas colonias francesas) atacaron al recién nacido Estado de Israel. Recordemos que los británicos se abstuvieron en la votación de la resolución 181 (https://es.wikipedia.org/wiki/Plan_de_las_Naciones_Unidas_para_la_partici%C3%B3n_de_Palestina) En línea con el cinismo que caracteriza a la diplomacia "brutish", permitieron a los judíos proclamar su estado, no impideron a sus monarquías títeres intentar destruirlo, todo ello con la conciencia tranquila ya que se habían abstenido de apoyar o oponerse al proyecto de participación de su mandato en Palestina. Sin duda, otro de los muchos desastres geopolíticos que agradecer a los diplomáticos al servicio de su Majestad.

    3. Razón de más para dejar de contribuir al financiamiento de la ONU. Reitero que no sería el único Estado en dejar de aportar dinero. Para muchos sería una deshonra pero yo consideraría honroso dejar de colaborar con una organización tan corrupta como la ONU.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy breve.

      1. Una vez que la ONU reconoce a Isral como Estados debe tratarle como a cualquier otro.

      2. Lo que pasó, pasó. Nunca diré que Israel haya hecho todo perfecto. Pero tenía y tiene derecho a existir.

      3. Completamente de acuerdo en que lo que mejor que podría pasar con la ONU es que desapareciera.

      Eliminar
  3. Efectivamente, existen suficientes plataformas para la negociación multilateral entre Estados-nación como para que la burocracia de la ONU resulte superflua en su práctica totalidad.

    ResponderEliminar