domingo, 26 de mayo de 2019

Descarada percecución de los castellanohablantes en Cataluña

El artículo del diario El Mundo titulado El Govern rechaza dictar "ninguna medida para incluir el español como lengua vehicular" es realmente dramático.

Lo que el gobierno catalán está haciendo es simple y llanamente desobedecer a la Justicia, con la idea de intentar acabar con el español en Cataluña, algo que aparentemente ya está consiguiendo en determinadas zonas.

Lo anterior tiene dos claros efectos. Por un lado, la descarada persecución a los que desean expresarse en español. Como he dicho muchas veces, los idiomas no tienen derechos, sino las personas. Y uno de esos derechos es a expresarse en el idioma que les apeteza. Algo que claramente no está respetadno el gobierno catalán, que está obligando a muchos castellanohablantes que preferirían hacerlo en español a hacerlo en catalán.

Pero hay otro punto que afecta a los seguidores nacionalistas de esas áreas de la Cataluña profunda. En virtud de esa ideología catalanista y antiespañola se está dejando a muchos niños y jóvenes, hijos en su gran mayoría de nacionalistas, en una limitación educativa que no tengo ni idea de comoe es acaptada por sus padres. En lo único que saben expresarse bien, tanto en hablar como en leer y escribir, es en catalán. Eso les va a impedir, de hecho, salir de Cataluña (o, como mucho, de las regiones cercanas afectadas por el pancatalanismo), con todo lo que ello implica en el mundo globalizado del que formamos parte. Y ni tan siquiera van a poder acceder en internet a información valiosa en español, no digamos ya en inglés.

Y mientras sucede esa condena a sus seguidores al catalán only, las élites nacionalistas dirigentes hablan hasta cuatro idiomas y mandan a sus hijos a carísimos colegios privados donde conseguirán lo mismo (catalán, español, inglés y francés). Pero no quieren oír ni habla del modelo trilingüe (enseñar al mismo nivel en las escuelas públicas catalán, español e inglés).

Supongo que muchos de los cupaires y CDRs tan solo se podrán expresar en catalán. Mientras sus líderes con tetralingües.

Y es que los experimentos de ingeniería social hay que hacerlos con la masa social, no con los hijos de uno. Mientras la masa social lo permita. Cosa con la que, al parecer, en Cataluña en general y en determinadas zonas catalanas en particular, esa masa social está encantada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario