viernes, 31 de mayo de 2019

Ignorar a Vox

En mi último texto escribí de como el PSOE quiere aislar a Vox. Pero hay otro partido que quiere hacer con Vox una especie de aislamiento light.

Estoy hablando, por supuesto, de Ciudadanos, partido que quiere pactar con quien pacta con Vox, pero, teóricamente, sin pactar con el partido de extrema derecha. Vamos, que pretende ignorar a Vox.

Una actitud que pretende llevar a la práctica como ha hecho en Andalucía, donde fue el PP quien se sentó por separado con Ciudadanos y Vox.

Pero los líderes de Vox ya han dicho públicamente que no van a aceptar de nuevo ese escenario, y que si Ciudadanos quiere que este partido apoye los acuerdos deberá sentarse a negociar con ellos. Algo que suena completamente lógico. Y que si no sucede no van a apoyar esos gobiernos PP-Cs, lo que daría los gobiernos a la izquierda o incluso a la extrema izquiera (en el caso de Madrid capital)

Evidentemente es muy incómodo para un partido liberal y de centro sentarse a negociar con un partido de extrema derecha. Pero si se quiere el apoyo de dicho partido no queda más remedio que hacerlo.

La actitud de los de Ciudadanos parece completamente fuera de lugar, porque está poniendo en peligro gobiernos tan importantes como el de la Comunidad de Madrid o el de Madrid capital. A menos que esconda algo más.

Porque está claro que quien en esta jugada tiene más que perder es el PP, que se quedaría sin sus dos gobiernos que más celebraban la noche electoral, los ya mencionados de la Comunidad de Madrid y el de Madrid capital.

Y es algo más puede ser que Ciudadanos le exija al PP para sentarse con Ciudadanos que Begoña Villacís sea la Alcaldesa de Madrid. Entonces está claro que Ciudadanos debeía sentarse con Vox para buscar el apoyo a su candidata.

¿Qué va a pasar al final? Bueno, no lo sé. Rocio Monasterio está elevando el tono (el real, con esa suavidad con la que habla) diciendo que si no apoyan esos gobiernos y tiene que gobernar la izquierda que no pasa nada, que hay cuatro años por delante para hacer mociones de censura. Evidentemente está apostando fuerte. Y con toda la razón.

Supongo que al final la sangre no llegará al río. A menos que... bueno, de eso escribo en el próximo texto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario