miércoles, 30 de junio de 2010

La libertad religiosa y de expresión en Marruecos

Marruecos acosa a los cristianos, a los que está expulsando del país, y a los que se les impide hasta contestar a las preguntas de los musulmanes. A lo anterior el único país occidental que planta cara es Estados Unidos, que ha conseguido frenar la expulsión de sus ciudadanos, mientras los países europeos no hacen nada. Como ejemplo, la barcelonesa Sara Domene, profesora de castellano, fue expulsada por Marruecos por ser evangélica; así están las cosas.

Y todo lo anterior tiene como fundamento esto: "Está prohibido discutir de religión con los marroquíes o cualquier otra persona de confesión musulmana" ... "Incluso en el supuesto de que sea vuestro interlocutor el que inicie la conversión sobre este asunto".

Es decir, que un musulmán le pregunta a un cristiano sobre su fe, y el cristiano tiene que callar, o de lo contrario enfrentar la ley. Esa es la libertad de expresión y la libertad religiosa en Marruecos. Y recordando que Marruecos está calificado como un país musulmán moderado. ¿Cómo serán los demás?

Y en Europa defendiendo alianzas de civilizaciones, multiculturismo, respeto a las diferencias culturales y cosas por el estilo. La libertad en los países europeos respetando la persecución en los países musulmanes. De locos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario