jueves, 24 de enero de 2019

La incapacidad para debatir de los extremistas de ambos lados

Me encanta debatir. Contraponer argumentos a argumentos tengo que reconocer que simplemente me encanta. Pero lo que he descubierto en este mundo de internet (primero en los foros, luego en el blog y mas tarde en las redes sociales) es que los extremistas tienen una incapacidad practicamente total para debatir. Da igual si son hombres o mujeres, jovenes o viejos, ignorantes o estudiados. Al final siempre un intercambio con ellos acaba de la misma manera. Con la descalificación personal de una u otra forma. Porque cuando los argumentos se acaban a lo único que pueden recurrir es al ataque personal. Y eso lo hacen los extremistas de ambos lados. Tanto los de extrema izquierda como los de extrema derecha.

2 comentarios:

  1. Debatir con extremistas es, en la inmensa mayoría de las ocasiones, una tarea estéril. Pero hay que hacerlo. Hay que presentar la batalla de las ideas, porque no hacer frente a cierta gente es dejarles el campo libre para que lo conquisten sin esfuerzo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Completamente de acuerdo. Por eso aquí sigo. Pero es triste que gente en principio inteligente y con cierta capacidad de análisis acabe con descalificaciones personales cuando se queda sin argumentos.

      Eliminar