miércoles, 23 de enero de 2019

La mafia del taxi puede ganar la batalla con chantaje y violencia pero no ganará la guerra

Los taxistas secuestran Madrid y Barcelona para exigir el fin de servicios como Uber o Cabify nos cuenta Vozpópuli. Siguen con lo mismo, el chantaje con violencia para no tener competencia y que los consumidores no tenga
libertad de elección.

Incluso parece que han ganado esta guerra en Barcelona y que Uber y Cabify se van a marchar de dicha ciudad, ya que les van a castigar con un tiempo de espera de contratación de una hora.

Bueno, a decir verdad puede ser hayan ganado una batalla. Pero la guerra con toda seguridad la van a perder. Al final aparecerá una aplicación en internet, que desde un dominio .com, o .org, o .net, habilitado en Estados Unidos (donde, aunque lo desearían con todas sus fuerzas, no pueden llegar con sus sucios manejos, ni taxistas ni administraciones españolas) ofrecerá viajes compartidos con propio automovil o lo que sea, y que pagará por Paypal.

Eso o cualquier otra cosa. La realidad es que los taxistas españoles, a base de actitudes mafiosas y de pura violencia, pretenden seguir teniendo privilegios de monopolio del siglo XIX cuando ya estamos en el siglo XXI. Y sí, podrán retrasar que la realidad se imponga. Pero esa realidad, tozuda ella, se acabará imponiendo. Puede que algo más tarde. Pero se impondrá.

No hay comentarios:

Publicar un comentario