viernes, 8 de septiembre de 2006

Nueva Orleans, un año después

Un año después de la peor catástrofe natural de la historia de los Estados Unidos, se puede hacer balance sobre el progreso realizado en materias de reconstrucción, sobre la responsabilidad de los errores cometidos, y sobre cómo aún hoy algunos optan por culpar a otros por la catástrofe.

Mientras el alcalde de Nueva Orleans y el estado de Louisiana optan por culpar a Bush por la catástrofe en vez de trabajar para reconstruir la zona, el gobierno federal ha proporcionado la principal (y prácticamente única) fuente de dinero para la reconstrucción. Detalles sobre los logros de la administración Bush después de Katrina se especifican aquí.

En mi opinión, los errores fueron principalmente tres:

1. Falta de previsión y coordinación por parte del estado de Louisiana (demócrata).

En un estado que cada año se convierte en objetivo de varios huracanes, sabiendo que uno podía impactar en la ciudad, y conociendo las consecuencias de ese impacto (rotura de las presas, inundación, etc), no hubiese hecho daño escuchar a los meteorólogos y pleanear la evacuación. Los estados son los responsables de esos planes, no el gobierno federal. La Louisiana National Guard, que no se movilizó a tiempo, obedece al gobernador, no al presidente.

2. Inactitud por parte del alcalde de Nueva Orleans (demócrata).

El alcalde Nagin no es ningún “Rudy Giuliani”. Nagin se limitó a hechar la culpa a Bush, y aunque el alcalde no podía hacer mucho en aquel momento, tuvo la oportunidad de usar centenares de autobuses escolares abandonados en un parking de la ciudad. Nagin rechazó esa posibilidad frente a los obstáculos burocráticos y la falta de organización. El alcalde luego dijo que “igualmente nadie los iba a conducir” cuando se dirigió a la prensa, tomando al público por idiota. Eso viene de un alcalde que pertenece a un partido que defiende un gobierno grande y burocrático como solución a todos los problemas. En los siguientes meses, los comentarios del alcalde no le ayudaron a mejorar su imagen: Nagin dijo que quería un Nueva Orleans de mayoría negra (“chocolate city”), y hace poco se refirió al Ground Zero en Manhattan como “hoyo en el suelo”. Eso un día antes de pedir a los empresarios de Nueva York que inviertan en Nueva Orleans.

3. Burocracia

Antes de los ataques de septiembre del 2001, FEMA (Federal Emergency Management Agency) era un a agencia gubernamental independiente. En otras palabras, no estaba debajo de ningún departamento, y operaba con bastante facilidad y dinamismo. Después de la reorganización del gobierno y la creación del departamento de seguridad nacional, FEMA fue puesta bajo esa nueva y enorme burocracia. El presidente Bush, intentando traer a los dos partidos a la mesa, decidió obedecer las recomendaciones del partido demócrata, que en aquel momento tenía la mitad del senado en su poder. ¿Cómo proponen arreglar las cosas los demócratas? Con más gobierno, más burocracia. La mera creación del departamento de seguridad nacional fue un error de Bush, el error más grande siendo haber escuchado a los demócratas. En unas recientes declaraciones a Fox News la semana pasada, el exdirector de FEMA, Michael Brown, lo dejó claro: FEMA fue capaz de encargarse de las tareas en Ground Zero después de los ataques en Nueva York en 2001, pero ese nivel de organización y coordinación fue imposible durante Katrina.


VivaBush

No hay comentarios:

Publicar un comentario