martes, 26 de septiembre de 2006

Que nazca bien y que sea niño

Letizia y Felipe esperan su segunda criatura. Mi primer deseo, como para todo bebé que viene en camino, es que nazca fuerte y sano. Y mi segundo deseo es que sea niño. Por supuesto, este segundo deseo es totalmente político. Espero que si es niño haya oportunidad de que se monte algún tipo de lío que coopere con la causa de que una institución tan antidemocrática como la monarquía desaparezca de España, y en su lugar pase a instaurarse una república completamente democrática.

6 comentarios:

  1. No digo que fuese malo comenzar una república democrática, pero me parece que este no es el momento. Si es ZP el encargado de este cambio no me quiero no imaginar...

    ResponderEliminar
  2. El problema de la república en un país como España (y que conste que me considero republicano mal que le pese a mi mujer y a mi madre, muy monarquicas ambas) es que los recuerdos que trae no son precismente buenos y que además el Rey se ha situado como figura fuera del contexto político y que 'significa' de alguna manera la unidad de España en lo histórico. Coincido con 'somlliures' (somos libres) en que en el momento actual... aunque el lío no creo que lo veamos José, para el lío debe morir el Rey actual y don Felipe... y salvo desgracia, esto va para largo... y no creo que zETAp dure tanto... ¡Dios nos oiga!

    ResponderEliminar
  3. Estamos en una epoca en que el nacimiento del principe aparece en los programas de l jet set como si fuera hijo de una estrella de cine, lo cual de por si no es malo, salvo que se le de tanta importancia a los actores y futbolistas, etc es una estupides irracional, lo mas preocupante es que se hable de la sucesion real, cuando la monaruia paracita deberia desaparecer no solo en españa sino en el resto de paises monarquicos, la monarquia remite al pasado, el futuro no nesecita reyes.

    ResponderEliminar
  4. No sé de donde viene esa consideración de la monarquía como antidemocrática. Yo no es que prefiera dicha institución a su ausencia, pero negar su existencia como institución democrática, me parece negar la realidad.

    En España, el Rey no es soberano... la soberanía recae sobre el pueblo español, y es por tanto éste quien elige si existe rey, si existe presidente de una república o si adoptamos cualquier otra estructura. Cualquier institución que nazca de la soberanía del pueblo no puede ser más que democrática (lo cual no quiere decir óptimo, ni siquiera bueno... quiere decir democrático).

    En España se votó la constitución y se aprobó la existencia de un monarca y su orden sucesorio... democráticamente. E incluso existen los mecanismos democráticos para cambiar essa realidad. Podrá gustar más o menos la institución, que para la función que se le encomienda tiene como todo sus pros y sus contras (desde mi punto de vista, bastantes más pros que un presidente de la república estilo francés), pero hablar de su caracter antidemocrático, me parece fuera de lugar.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  5. Efectivamente el problema es que en España no se habla de monarquía o república, se habla de monarquía o LA República, la III República concretamente.

    ResponderEliminar
  6. Muy buenas, yo me considero republicano. De derechas y republicano. Ciertamente la izquierda ha tratado de apoderarse de la República y de la Democracia. Pero la gente de derechas tenemos derecho a querer una república.
    La verdad es que preguntas a la gente en España si se considera monárquica y la mayoría responde: "Soy Juancarlista". Así pues es pertinente la pregunta: "¿Debe reinar Felipe?" "¿Garantiza la monarquía la unidad de España?" "¿Ha dejado dadas las circunstancias de ser una institución útil?"
    Don Juan Carlos está un poquito asustado. La izquierda no le quiere y la derecha le empieza a ver como algo innecesario. Si el monarca pierde el favor de los liberales tenemos varios ejemplos en la historia de España de lo que ocurrió con Fernando VII (Revolución Liberal de Riego), Isabel II (La Revolución Gloriosa) y Alfonso XIII, que sin la colaboración de la derecha no habría salido de España para exiliarse.

    Un saludo a todos.

    ResponderEliminar