viernes, 9 de julio de 2010

Condenada a ser lapidada por adúltera

A uno se le ponen los pelos de punta ante esta noticia en El País:


Será enterrada hasta el pecho y golpeada hasta la muerte con piedras que no sean tan grandes como para matarla de forma instantánea ni tan pequeñas que no le causen daño.

¿Y su "delito"?:

Ashtiani había sido condenada con anterioridad a 99 latigazos por "relación ilícita" con el presunto asesino de su marido. Sin embargo, otro tribunal reabrió el caso y decidió que dicha relación se había producido en vida del finado, por lo que constituía "adulterio", a pesar de carecer de testigos.

Y aquí están el nombre de la víctima, el lugar de la injusticia, y la "legislación":

Shakine Mohammadí Ahstiani está condenada a muerte en Irán.
El código penal vigente en Irán desde la revolución islámica de 1979 establece la lapidación para los adúlteros.

Sinceramente, me faltan palabras para calificar tal barbaridad. Solamente una petición de favor a los lectores, que la noticia corra, para poner un pequeño granito de arena en intentar que esta atrocidad no se lleve a la práctica. Y para los escritores que no comparten mis ideas en otros temas, decirles que no tienen que citar este blog; mí único interés es que entre todos hagamos lo que podamos, aunque sea poco, para salvarle la vida a este mujer.

4 comentarios:

  1. Que no se enteren de esta noticia las feministas españolas. Seguro que tienen en la reserva algún argumento para justificarla.

    ResponderEliminar
  2. Mike, el feminismo hace ya muchos años que forma parte de las ideologías de la cultura de la muerte (malthusionistas, ecofascistas, fasciprogresistas, etc.); por lo que si se está a favor de la destrucción de la vida en sus inicios, ello legitima destruirla en cualquier momento posterior que la ideología en cuestión considere innecesaria su existencia.

    Tranquilo, el hembrismo ibérico no moverá un dedo por salvar a esta mujer.

    Feminismo = Fascismo

    Un cordial saludo,

    Pablo el herrero

    ResponderEliminar
  3. La justicia en Irán es así:
    moderna, igualitaria, celosa de la protección de los derechos humanos, con la reinserción social como principal objetivo...
    Dan ganas de irse a vivir allí.

    ResponderEliminar
  4. Lo que os de la gana, pero mentir no es de hombres. El juez ha dictado la pena capital por haber asesinado a su marido con la ayuda de dos secuaces. Ella misma lo ha reconocido. Personalmente vería bien que si mi mujer me asesina con la ayuda de dos tipejos, la justicia de mi país aplique la pena más severa existente, incluida la pena de muerte (a mi gusto menos cruel que la cadena perpetua), me parecería muy bien y me sentiría muy a gusto con dicha resolución, allá en mi tumba, para que les voy a mentir, aunque perdonar sea mejor. Ahora, si ustedes pueden asegurar que dicho asesinato es una confesión forzada como las de los juicios de Nüremberg, me callo, pero eso es imposible de saber, pues desde aquí observo que solo cabe el rebuzno.

    ResponderEliminar