martes, 13 de julio de 2010

El Constitucional, el "Estatut", los Estatutos, la Constitución y España

No he escrito sobre la sentencia del Tribunal Constitucional sobre "El Estatut" en parte por dejar pasar unos días y en parte por el hastío que dicho tema me produce. Resumiré mi opinión, porque viene siendo semejante a muchas ya expresadas y probablemente leídas por casi todos los lectores de este rincón.

1. El Tribunal Constitucional. No sirve para nada. El Poder Judicial en general en España es un siervo del Poder Ejecutivo (que es elegido por el Poder Legislativo, para luego imponer a ese Poder Legislativo sus ideas; ¡viva la división de poderes!), pero esa servidumbre se ve muy en particular en el Tribunal Constitucional. Da vergüenza ajena ver como miran para otro lado ante la evidencia de la inconstitucionalidad de un documento que quiere montar un país dentro de un país. En fin.

2. El "Estatut". Bien, gracias. Lo han retocado un poco (muy poco), y p´alante. Y además en plan chulo, como lo demuestra Montilla. A seguir rompiendo con España.

3. Los Estatutos. Hasta Camps habla de igualar las competencias del catalán. Pos claro. Nadie querrá ser menos. Al tiempo. Cada cual tirando para su lado.

4. La Constitución. Papel mojado en manos del Gobierno y los nacionalistas de turno, con el Tribunal Constitucional como maquillador. Es todo. O se reforma en serio, para delimitar (creo que dicen blindar) las competencias intocables del Estado, o ese librito que ya no vale nada, valdrá cada día menos (y no es una contradicción, es la verdad).

5. España. Cada vez menos España. Cada vez más dividida. Y ojo, que tampoco pasa nada si se rompe por la voluntad de los ciudadanos. Pero que sean ellos, los ciudadanos, y no unos politicuchos de tres al cuarto por mantener sus poltronas.

¿Hay esperanza? Sí, la hay; pero alguien tiene que tomar el toro por los cuernos, y llamar al pan pan y al vino vino, sin medias tintas, para que los ciudadanos se den cuenta de la realidad. No creo que sea Rajoy, porque le ha faltado tiempo para esconderse detrás de la sentencia del "Estatut", dejar las cosas como están y que Cataluña siga subida al burro del independentismo a marcha forzadas. ¿UPyD? Tal vez; sí, son de izquierdas, pero al menos en lo de España son claros; pero es que los ciudadanos están tan anestesiados que la mayoría no ven más allá del PSOE y el PP. Ojalá a Rosa Díez se puedan unir líderes por el PP y el PSOE semejantes a José María Aznar y Felipe González (a estas alturas echando de menos a momias políticas, ¡mandan narices a donde hemos llegado!), que algo de visión de Estado tenían, para pactar una reforma constitucional que ponga a los nacionalistas en su sitio, o al menos un cambio de rumbo pactado a base de Leyes Orgánicas. Pero bueno, dos años en la historia de una nación (o país, o lo que sea) no es nada; veremos que pasa en las elecciones del 2012 y si esto se puede reconducir. Tal vez si el PP ganara, Rajoy se rodeara de gente con visión de España, y en el PSOE eligieran como líder a uno también con esa misma visión de España (tipo Peces Barba o Alfonso Guerra, pero de la ola presente) se podría pensar en algún acuerdo en esa materia.

En fin, que creo que sí hay esperanza. Quiero creer que sí.

1 comentario:

  1. Mientras se siga necesitando de los partidos minoritarios para gobernar, esto no lo cambia ni el tato. Ahora, a peor no creo que vaya. Por delante tenemos una crisis que va a depurar a los mediocres, tanto sea montilla, como zapatero y sus ministros floreros. Aparte de que zapatero le queda a pocos que molestar, a favor tiene que de él se necesita para los partidos pedigüeños. Y eso con el actual sistema puede ser clave.

    El otoño será movidito.

    ResponderEliminar