jueves, 11 de enero de 2018

Helado me quedé

El sacerdote la confesó, la mató y 57 años después ha sido detenido. Durante años, la Iglesia bloqueó la investigación al padre John Feit por miedo a manchar su imagen en EE UU.

No hay comentarios:

Publicar un comentario