jueves, 1 de febrero de 2018

Prisión permanente revisable, sí (como mal menor)

Dicen las encuestas que el 80% de los ciudadanos españoles están a favor de la llamada "prisión permanente revisable", que según algunos es un subterfugio de la cadena perpetua y según otros (yo, por ejemplo) no llega ni de lejos aunque debería. Con esos datos no me sorprende el masivo apoyo que ha logrado la campaña promovida por el padre de Diana Quer en ese sentido. Y es que, por más que nos digan lo contrario los mayoritariamente buenistas políticos españoles (ignorando, por cierto, que esa misma pena -y en algunos casos sin posibilidad de revisión- existe en países europeos de larga tradicción democrática), hay criminales cuyos horrendos actos les hacen merecedores de pasar el resto de sus vidas en prisión. O algo peor. Pero bueno, al menos que estén a buen recaudo hasta el final de sus días, para que la sociedad no tenga que correr el riesgo de que vuelvan a repetir sus atrocidades. Como mal menor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario