domingo, 11 de febrero de 2018

¿Y cuál es la solución?

El País nos regala un subtítulo de noticia extraordinariamente bueno sobre la reciente violación en grupo de un niño de nueve años por un grupo de menores a los que no les va a pasar nada porque son "inimputables": La hipersexualización, la barra libre de porno y la escasa educación sexual juegan en contra de los niños.

Va más allá con este párrafo: Ahora simplemente no encontramos ni cómo ni dónde encajar las que hemos conocido de menores que violan a menores. Ni en el plano moral ni en el plano judicial, pues los menores de 14 años ni siquiera son imputables.

E incluso se atreve a ir un paso más: Los profesionales que se ocupan del acoso alertan de que se ha adelantado la edad de las víctimas (ahora tienen 8 o 9 años, cuando antes eran principalmente adolescentes) y se han multiplicado los casos. Tampoco sabemos si la violación de una menor por parte de varios menores en Barakaldo o la de este niño en un colegio de Jaén son casos aislados o una señal de alarma de un problema más extendido. Pero sí sabemos que la hipersexualización que inunda la publicidad, la amplia accesibilidad al porno por parte de los niños y la escasa o nula educación sexual deja el aprendizaje en manos ajenas, manos interesadas, en ocasiones pervertidas y sin fácil control parental.

Y... es todo.

Bueno, no. Nos dice al final que hay que hacer algo: Y es que, además de proteger a la víctima en primerísimo término, urge estudiar qué ha fallado socialmente para que cuatro compañeros de un colegio de Jaén hayan preferido acosarle y violarle a jugar con él al balón.

Pero no nos dice el qué.

Yo, que no soy un lumbreras, vengo alertando de estas cosas en este blog desde hace años. He puesto el dedo en la llaga vez tras vez. Animar a los jóvenes (o niños) a la experimentanción sexual, falta de principios e ideales, nula enseñanza de la moralidad, ninguna elevación del respeto a la autoridad (padres, profesores, policías, etc.) sino todo lo contrario. Casi ningún castigo penal a los jóvenes y ninguno a los niños. Podría seguir, pero no vale la pena. ¿Y qué quieren que pase? Pues esto. Y cosas peores, como han pasado y volverán a pasar (como por ejemplo los espantosos casos de Sandra Palo y de Klara García).

¿La solución (que no nos dará ni El País ni ningún ente del progrerío)? Pues relativamente sencilla. Para empezar: enseñar una verdadera sexualidad y desanimar a los jóvenes a experimentar con ella hasta que sean adultos, enseñar principios e ideales, enseñar moralidad, elevan desde la niñez el respeto a la autoridad (padres, profesores, policías, etc.), endurecer los castigos en las escuelas por acoso, endurecer los castigosp penales para niños y jóvenes por delinquir.

Vamos, exactamente lo contrario de lo que se lleva haciendo en España desde el año 1982, que fue la primera victoria electoral del PSOE. 35 añitos de nada. Y que, claro, como va contra lo política y socialmente correcto, se seguirá sin hacer por otros 35 añitos.

Y la sociedad española cada vez peor. Y cuesta abajo. Y sin frenos. Y yo aquí, diciendo las mismas cosas vez tras vez. Y equivocándome, claro. Porque los que aciertan son los chicos de El País (y de Podemos, y del PSOE, y del PP, etc.) cuando nos exponen claramente el problema pero no nos dan ninguna solución.

A veces me dan ganas de mandar al cuerno el blog, de verdad.

2 comentarios:

  1. Se esta denunciando esto desde hace años,porque la sociedad manipulada en la que vivimos,ha sido dirigida para que el resultado sea el que tenemos hoy.¿Soluciones?;bueno,esperar soluciones de la izquierda que ha creado el problema,sexualizacion,la basura del genero,los derechos grupales de colectivos concretos,la perversión del adoctrinamiento,la cantidad de "profesores" que mas bien parecen enlaces sindicales de la extrema izquierda,los medios de intoxicacion general(realmente produce nauseas ese cuarto poder).
    Como solución,propongo acabar con la ley del menor,el cierre del ministerio de educación,cheque escolar y que los colegios compitan en calidad para llevarse ese cheque,alejamiento bajo orden de arresto de cualquier atisbo de politico ó politización de los colegios y mano dura con los delitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Completamente de acuerdo. Yo lo llevo escribiendo desde hace años en este rincón. A veces es un poco frustrante, porque es como predicar en el desierto. Y lo peor es ver que, aunque las predicciones se van cumpliendo una por una, ellos erre que erre.

      Eliminar