sábado, 22 de junio de 2019

Fue una brutal violación, sí (actualizado)



Al final ha tenido que ser el Tribunal Supremo el que pusiera las cosas en su justo punto. Lo que le hizo la La Manada a la chica de 18 años en las fiestas de Pamplona no fue una una agresión sexual menor, sino una brutal violación colectiva. Se ha hecho justicia en la valoración (aunque a mí la condena a 15 años me parece corta, habría que sumarle otros 10, pero eso es otra historia).

También es positivo que a partir de ahora cuando un fulano (o varios) tenga relaciones sexuales de forma no muy clara con una chica desconocida sabe a lo que se expone. Solo sí es sí. Como debe ser.

Actualización:
Si la Fiscalía o el abogado de la chica hubieran sido un poco menos incompetentes a estos tipos les hubieran podido caer 75 años de cárcel con 20 de estancia real entre rejas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario