domingo, 6 de agosto de 2006

Acoso y derribo, político y físico, al Partido Popular

Lo que se está viviendo en España en los últimos tiempos no ocurría desde los tiempos de la transición, y parecía que ya jamás iba a volver a pasar. Ya no se trata del acoso y derribo del Partido Popular en la escena política, el cual, aunque canalla políticamente (estamos hablando del segundo partido político nacional, el único que garantiza la alternancia y, en teoría, el único necesario a la hora de pactos importantes), es legítimo desde las reglas del juego. Ahora se trata de algo mucho más serio, ya que hablamos del ataque físico a los integrantes del Partido Popular, incluido el "reventamiento" de sus mítines.

Lo vimos en Cataluña con ocasión del referéndum del estatuto. Yo pensaba que se circusncribiría a dicha región. Pero no ha sido así. En las pasadas semanas hemos visto como militantes socialistas se personaban en los mítines del Partido Popular con la intención de impedir la libertad de expresión de los del PP, agresiones físicas incluidas.

Estamos hablando de seguir ejerciendo la misma coacción que durante la guerra contra Iraq, pero ahora desde el Gobierno. Contra el PP todo vale, y hay que acabar con dicho partido político, por las buenas o por las malas.

Todo lo anterior es únicamente por un motivo, porque el Partido Popular está haciendo valer su derecho a la discrepancia política. Tiene derecho, y lo ejerce, a estar contra el estatuto catalán; tiene derecho, y lo ejerce, a estar en contra las conversaciones o negociaciones (depende del punto de vista) del Gobierno con ETA; tiene derecho, y lo ejerce, a decir que lo que opina que está pasando es una voladura del Estado de Derecho y de España tal y como la conocemos hoy.

¿Acaso alguien, desde un punto de vista democrático y de la libertad de expresión, puede negarle al Partido Popular que exprese sus ideas pacíficamente? Es evidente que no. Pero del el PSOE y desde el Gobierno se lo están negando, no ya solamente políticamente, sino también ya físicamente. Lo que me lleva a concluir que el PSOE y el Gobierno están lejos de creer de verdad en la democracia y en la libertad de expresión.

Me temo que en España se está entrando en una dinámica muy peligrosa. Hasta ahora la violencia estaba en la política en el País Vasco, de manos de los nacionalistas; después llegó a Cataluña, también practicada por los nacionalistas; pero el salto actual, de irse extendiendo cada vez más por toda España, ahora ejercida por los socialistas, quienes están en el Gobierno, me parece un salto extremadamente dramático.

Quieren acabar, sea como sea, con el Partido Popular. No lo van a conseguir. Pero lo que si pueden conseguir es forzar enfrentamientos, primero puntuales y después generalizados, entre militantes socialistas y populares. Y de ahí al enfrentamiento civil hay solamente un paso.

El Gobierno y el PSOE están jugando con fuego, ya no mucho sino demasiado. Esperemos por el bien de todos que dejen pronto de hacerlo, porque de seguir en esa espiral al final lo que puede suceder es que los quemados sean todos los españoles.

7 comentarios:

  1. Lo lamentable de todo esto es que la gente parece no darse cuenta del desprecio que se hace al partido más votado detrás del PSOE. Y el PP no sabe hacer oposición, está quedando claro. Se lo están poniendo a huevo y no saca tajada...

    ResponderEliminar
  2. La explicación es que hay pocos demócratas en la izmierda y ya han demostrado que son capaces de cualquier cosa con tal de estar en el poder.

    Así de crudo.

    ResponderEliminar
  3. Francamente no sé de que estan hablando pero ya saben que quién siembra vientos recoge tempestades.
    Respeto los votantes de todas las opciones politicas incluidos los del PP sin embargo las direcciones de los mismos y sus entornos ya son otro tema.
    Repasemos sistematicamente las actuaciones del PP.
    El entorno mediático inicia una campaña salvaje contra el gobierno para propiciar, un clima adecuado, mediante, entre otras cosas la publicaciones de informes secretos del CESID, caso inédito en ningún otro pais, para que el PP alcance el poder, por un escaso margen en el año 1996.
    Por aquel entonces su presidente "hablaba catalán en la intimidad" practica que abandonó después de las elecciones del año 2000 tras las cuáles paso a hablar inglés, anglo-americano, en Las Azores, bastante mal por cierto.
    Durante el ejercicio del poder se inició entre otras cosas la burbuja inmobiliaria, era la época en que España iba bien, mejor para unos que para otros a tenor de las estadisticas de adinerados/ pobres y de lo que esta empezando a emerger en algunos ayuntamientos, el Prestige, la guerra de Irak para ir a buscar las armas de destrucción masiva y que aún estan buscando, el Yak-42, etc. y bueno fuimos percibiendo cierto desencanto al ver el engaño general al que habiamos sido sometidos.
    Increiblemente nos habian metido en una guerra, ilegal desde el punto de vista del derecho internacional que obedecia a intereses nunca aclarados pero que sin duda no eran los de España. Por cierto sin pasar por el Parlamento (G.D. ya hay una ley para que esto no vuelva a ocurrir) y con el 81% de la opinión pública en contra.
    Ahora extrañamente vemos a miembros de aquel gobierno en cargos de responsabilidad en multinacionales u organismos multilaterales en los que tiene una clara influencia la administración Bush.
    Será que los españoles hemos progresado mucho y además dominamos lenguas que da miedo.
    Lo triste fue el 11M y digo triste porque se manipuló de forma deliberada para engañar a la opinión pública y tratar así de mantenerse en el poder.
    Perdidas las elecciones, no se legitimo el resultado ni se aceptó la derrota por parte del PP.
    Incluso algunos militantes del PP llegaron a insultar/amenazar a la presidenta de victimas del terrorismo del 11M.
    Otros de manera canallesca dijeron aquello de habeis ganados por cuatro putos muertos o que ZP entraba al Congreso en un tren de cercanias. Lo siento pero hay que ser muy vil y miserable.
    Desde entonces la estrategia del PP ha sido contra todo y contra todos.
    Las derrotas parlamentarias se tratan de cambiar mediante manifestaciones en la calle haciendo buena la famosa frase de D. Manuel "La calle es mia" cuando era ministro en tiempos de la dictadura.
    Recogidas de firmas que eran tan rigurosas y fiables que incluso se validaron las de Superman o el Hombre Araña.
    Los insultos y la campaña mediatica salvaje dirigidos contra Cataluña y los catalanes por el tema del Estatut.
    Aquel por él que se ha presentado un recurso al Constitucional después de haber sido aprobado en referendum por los catalanes.
    Por cierto es curioso que el PP siempre sabe con antelación que es constitucional y que no, que es legal y que no y tiene una cierta predilección para decir a todo el mundo especialmente las minorias lo que se puede o no se puede hacer.
    Y esto que en principio no estaba de acuerdo con la Constitución ni con las autonomias, ni el Estatut anterior. Hay ver como cambia la vida y se hace ahora bandera de ello.
    Y la discrepancia interna, se preguntaran, tratándose de un partido liberal y paladin de la libertad.
    Pues bien el Sr. Piqué a la más mínima a la calle Génova y castigado de cara a la pared por no hablar del Sr. Ruiz Gallardón, el dirigente más competente que tienen con diferencia, pues a pan y agua.
    La campaña mediática se ha radicalizado tanto que hasta ABC ha iniciado una campaña de defensa ya que invitan a sus lectores a boicotearlo desde los medios más beligerantes.
    Y hay hechos muy graves como que en el año 2002 el PP subvencionara, con fondos públicos a la Fundación Francisco Franco aquel militar golpista, dictador, que tenia como socios a las figuras más insignes del fascismo y nacional socialismo y que además masacró a su propio pueblo.
    En un pais normal esta fundación no estaria permitida.
    La oposición a la retirada de simbolos franquistas y la negativa a sumarse a la condena del Régimen franquista en el Parlamento europeo.
    Su oposición a la Ley de la Memoria Historica que ha sido light puesto que no se recoge la rehabilitación de los condenados en consejos de guerra sin ninguna garantia.
    El tema más grave de todos es la deslealtad del PP con el gobierno y con los españoles en proceso de negociación con el terrorismo etarra y su hipocresia.
    Es inadmisible y antidemocrático que se diga que el gobierno y su presidente no representa al Estado.
    En ningún pais se ha utilizado jamás el terrorismo como arma politica como se esta haciendo aqui por parte de la oposición.
    El nivel de interferencia de todo orden desde la FAES es inaudito.
    La injerencia de la Iglesia en temas politicos sin parangon en ningún pais de nuestro entorno.
    Miren los ciudadanos no somos tan manipulables como algunos suponen.
    Como dice el Evengelio "POR SUS HECHOS LOS CONOCEREIS".
    La soberania reside en los ciudadanos que elegimos mediante votación a nuestros representates.
    El grupo mayoritario forma gobierno y dicho gobierno nos representa a todos y al estado.
    Los temas se dirimen en el Parlamento no en la calle.
    El presidente es el único que puede convocar un referendum.
    El gobierno gobierna no la oposición.
    La oposición discrepa, dialoga y trata de llegar a acuerdos anteponiendo los intereses generales a los de partido.
    Una oposición responsable con sus votantes y su pais es leal y no deforma la realidad, es dialogante, establece acuerdo y trabaja para mejorar la acción de gobierno y la vida de los ciudadanos.
    NECECESITAMOS UNA SEGUNDA TRANSICION Y UNA NORMALIZACION DE LA DERECHA ESPAÑOLA que se desvincule del pasado, sin dejar sombra de duda alguna, del entorno radical, deje de mentir, crispar y azuzar el enfrentamiento entre españoles, se niegue a colaborar a solucionar el problema del terrorismo, fustigue al gobierno en temas de politica exterior y los utilice como arma politica, sea dialogante y constructiva, trabaje para ayudar a solventar los problemas reales de los ciudadanos y para que definitiva represente a un sector más amplio de la sociedad.
    PP haga el esfuerzo para modernizarse y haga un viaje desde la radicalización al centro. España lo merece y los españoles lo necesitamos pero por favor no traten de dar lecciones de decmocracia. Como dicen los ingleses, "you are not entitled" o sea no son los más indicados.

    Un ciudadano anónimo

    ResponderEliminar
  4. Habla el usuario anónimo de «acampaña salvaje del entorno mediático contra el gobierno» en los alrededores de 1996.
    A los votantes del PRISOE les suele fallar lo que suelo llamar la corruptomemoria. Por eso estamos dedicando en nuestro blog una serie a lo que llamamos la Memoria HistÉrica, los acontecimientos que fue destapando el diario El Mundo en 1994, 1995 y 1996.Hoy, precisamente, publico lo que decía Solchaga en 1994, confesando que se llevaban la pasta y que lo hacían como el Movimiento Nacional. Sin comentarios.

    ResponderEliminar
  5. Sr. Pirulibre, no pretendo polemizar con Vd. porque realmente no ha rebatido ninguno de los hechos expuestos ya que su única argumentación ha sido el recordatorio de algo que nadie nunca ha negado.

    Evidentemente que hubo algunos casos de corrupción, que fueron investigados, detenidos los culpables y encarcelados.
    Actualmente hay una lista de cargos electos del PP encausados por delitos varios y que rebasa posiblemente el centenar y algún dirigente nacional esta siendo investigado por una supuesta trama de cobro de comisiones.
    Y sin embargo nadie dice que el PP es un partido corrupto.

    Pero la campaña mediática salvaje y desleal contra el gobierno fue innegable y esta en las hemerotecas.
    Hoy esta campaña ha evolucionado y es mucho peor con personajes y algunos medios impropios de un pais de Europa occidental.
    Mire lamento decepcionarle pero no soy militante del PSOE aunque ocasionalmente votante por falta de alternativa creible y a pesar de que por mi perfil y situación económica seria público objetivo de un partido de centro derecha.
    Estoy de acuerdo en parte con el Sr. Charro el PP no sabe hacer oposición.

    También permitame decirle que personalmente estoy en contra de cualquier clase de coacción a cualquier fuerza politica.
    Y cuando digo cualquiera me refiero a cualquiera ya sea fisica, intelectual, politica, mediatica o judicial.
    Mire la ética, seriedad y coherencia en politica son fundamentales porque lo que se "vende" es confianza.
    He vivido muchos años en el Reino Unido y por motivos que no vienen al caso me he relacionado personalmente con medios diplomaticos de varios paises, corresponsales de prensa y he seguido procesos politicos tanto en el Reino Unido como en España.
    El nivel intelectual de debate politico siento decirle es muy diferente.
    La lealtad de la oposición en temas clave ni se cuestiona.
    El entorno mediático no merece ni comparación.
    Ni la injerencia de la Iglesia y de otros personajes como el presidente de FAES.
    La aceptación politica de su realidad plurinacional, sin que por ello se haya roto el Reino Unido, es otro ejemplo notorio de diferencia con nuestro pais.
    Por no hablar de la forma de tratar al tema del terrorismo irlandés y la no utilización de las victimas.
    La tradición democratica, su origen, responsabilidad, sentido de estado y código de ética y conducta son de otro planeta.
    Lo siento como español porque lo peor que le puede ocurrir a un pais en democracia es no tener una alternativa seria.

    Por esto es lo que pido que el PP de una vez por todas sea valiente que rompa con el pasado, el reciente y el lejano que se libere del coro mediático radical que dirije su acción politica, que acepte las reglas, en toda su extensión, de la democracia, que abandone el insulto y la descalificación, que deje de deformar la realidad y manipular,que deje de crispar el ambiente, que modere su discurso, que sea leal, que anteponga el interés general al particular y que dialogue para intentar llegar a pactos.
    En definitiva que sea parte de la solución no del problema.

    Que haga un relevo en su cúpula dando paso a personas más válidas, más tolerantes y acordes con el tiempo que vivimos y que hoy estan relegadas y que contribuya en definitiva a la modernización del pais, a la mejora de la convivencia y de la vida de sus ciudadanos que es lo que nos interesa a todos.

    Si hace esto estoy seguro que en futuro no muy lejano millones de españoles que ahora ni nos planteamos votarlo tal vez lo hagamos.

    Todos saldremos ganando.

    Pero mientras no haga esto en mi opinión no estará en condiciones de dar lecciones de democracia a nadie.

    Y lamentablemente continuara recogiendo tempestades.


    Un votante

    ResponderEliminar
  6. Como se puede ser tan irresponsable y demagogico de tomar hechos puntuales y presentarlos como pauta general con la intención de crispar al público e incitarlo al enfrentamiento e incluso se llega a decir que los españoles pueden salir quemados y que de esto al enfrentamiento civil sólo hay un paso.

    Esto es lo que les gustaria a algunos que no se sienten a gusto con las reglas del sistema democrático y que en la anterior legislatura se dedicaron a judializar la politica española.

    Es esto una amenaza o una advertencia, Sr. Garcia Palacios ?

    Bienvenidos a PP Planet donde cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia.

    Que mal se lleva estar en la oposición y que poco espiritu democrático. Aún no han encajado la derrota en las urnas y la bajada reciente en las encuestas de intención de voto.

    Vdes. erre que erre continuan con su campaña de dinamitación de la convivencia.

    Lo que deben hacer es trabajar en serio para ganar las elecciones y dejarse de monsergas que deberia darles verguenza!!!!

    ResponderEliminar
  7. EL MUNDO AL REVÉS

    EL ACOSADOR SE HACE PASAR POR ACOSADO

    ResponderEliminar