martes, 15 de agosto de 2006

De risa si no fuera por lo dramático

Lo leí con retraso y lo comento con más retraso aún. Me hubiera parecido de risa si no hubiera sido por lo dramático que es: Cuba y China, entre los países elegidos para formar parte del Consejo de Derechos Humanos de la ONU.

En China la persecución religiosa y política es simplemente brutal, hasta grados difíciles de imaginar. En Cuba, sin llegar a los extremos de China, la persecución política es verdaderamente terrible, y la intolerancia religiosa se respira por todos los estratos gubernamentales.

Pues estos dos países donde la libertad es brutalmente perseguida están en el órgano encargado de velar por el cumplimiento de los derechos humanos en el mundo.

¿Puede la ONU caer más bajo? Probablemente sí.

2 comentarios:

  1. Hace treinta años pudiéramos pensar que la cuestión podría plantearse desde una perspectiva doctrinal. Los Derechos Humanos Civiles y Políticos es cosa de los Estados Burgueses y los Derechos Humanos de carácter social y cultural es cosa de paises socialistas, donde no tenemos parangón y por lo tanto podemos dar lecciones sobre Derechos Humanos, al menos de los que promovemos sin competencia en el mundo. Y había mucha, muchísima gente que se lo creía. Hoy, sencillamente, ya no cuela. Ni China ni Cuba pueden presumir de promover ni garantizar cualquiera de los Derechos Humanos de los considerados sociales y culturales. De los civiles y políticos para que hablar.

    ResponderEliminar
  2. Faltaba un iluminado como vos para que evalúe cuales son los países aptos para velar por los derechos humanos.

    ResponderEliminar