sábado, 5 de agosto de 2006

El derecho de Israel a defender su existencia

Al poco de comenzar este blog escribí un texto, titulado Historia de Israel en la época moderna, que era un breve resumen de los principales acontecimientos de Israel en la etapa reciente. En dicho artículo se puede ver que la meta de las naciones vecinas de Israel ha sido una sola, destruir a dicha nación.

Si hablamos de números, nos encontramos actualmente con que los habitantes de los países de la zona son los siguientes (independientemente de su religión):

Israel: 6,277,000.
Líbano: 3,826,000.
Siria: 18,449,000.
Jordania: 5,760,000.
Egipto: 77,506,000.

A lo que cabe añadir las regiones palestinas:
Gaza: 1,376,000.
Cisjordania: 2,386,000.

A los que también se pueden añadir perfectamente los siguientes, dadas su evidente enemistad con Israel, en el primer caso pasada y en el segundo presente:

Iraq: 26,075,000.
Irán: 68,018,000.

(La fuente aquí).

Es decir, que contra poco más de seis millones de israelíes hay en la región vecina ciento nueve millones de enemigos potenciales, y en el total de la región conflictiva doscientos tres millones. Y enemigos todos ellos que, en un momento u otro de la historia, han declarado sus intenciones de "echar al mar a los judíos", lo que no es más que un eufemismo de asesinar fríamente a la totalidad de los integrantes del pueblo de Israel (al menos a los no musulmanes).

¿Alguien puede creer que Israel ha podido y podrá mantener su existencia ante tal amenaza, real aún hoy en día como demuestran los hechos actuales, "por las buenas"? ¿Se puede negociar con quien quiere que uno desaparezca? ¿Es posible hacerle entender dialogadamente algo a quien desea con todas sus fuerzas la exterminación de otro?

Es evidente que la respuesta a tales preguntas es solamente una. No.

Y, por supuesto, Israel lo sabe; lo ha sabido siempre. Es por ello que Israel se ha visto obligado desde su comienzo como nación moderna a defender su existencia, porque de lo contrario Israel habría desaparecido hace mucho. Y lo ha hecho de la única forma posible ante la desproporción del ejército enemigo a favor de este último, que es la de, cuando el enemigo ha golpeado a Israel, golpearle Israel a él mucho más durísimamente. Ha sido así como Israel ha podido infundir temor a sus enemigos, los cuales se lo piensan mucho antes de atacar a dicho país, porque saben que sus pérdidas serán fortísimas. Y ello (y solo ello) ha producido que Israel siga existiendo.

No estoy de acuerdo con todos los actos concretos del ejército de Israel. Evidentemente ha habido errores en el pasado y los sigue habiendo en el presente. Pero, por desgracia, así son las guerras, completamente detestables, en las que mueren muchísimos inocentes.

Y por eso, por el valor que los israelíes le dan a la vida humana, nadie está más interesado en la zona en la paz que Israel. Pero no puede haber paz a cualquier precio, porque eso para Israel sería tanto como firmar su desaparición como nación en un plazo muy corto. Por eso cuando Israel sea atacado, se defenderá, golpeando más duramente que el ataque recibido. Sobre todo cuando esos atacantes no son más que organizaciones terroristas cuyo objetivo declarado es la eliminación de Israel como nación y de los israelíes como personas, es decir, asesinarlos. Y, por supuesto, Israel tiene todo el derecho del mundo a hacerlo. Porque Israel tiene derecho a defender su existencia.

4 comentarios:

  1. Quiero recordar una frase de Golda Meier:-"Entre existir y no existir, obviamente elegiremos lo primero". Tengo la seguridad de que Israel va a ganar esta guerra desde el punto de vista militar. Pero la guerra mediatica le va a ser difícil de ganar, ya que en esa los árabes cuentan con el apoyo de casi el 100 % de los grandes medios informativos de occidente.
    Según estudios, la "masacre" de Qana fue un montaje mediatico. Eso, si es verdad, no se difundirá por nuestras televisiones, y tal y como ocurrió con Jenín, la gente seguirá pensando que Israel mata por placer.

    Dios bendiga a Israel. Os recomiendo leer Isaías 66: 10 y orar por ellos, y por el fin de esta guerra, pero con la seguridad de que los terroristas estén desarmados y bien lejos de la frontera hebrea.

    ResponderEliminar
  2. Entonces quienes se oponen a Israel son unos malvados, deberían de alegrarse por haber perdido sus territorios y sus hogares, qué desagradecidos son. El día que los sionistas defendáis el derecho, de por ejemplo, los kurdos a tener su estado, empezaré a creerme la sinceridad de vuestras palabras.

    ResponderEliminar
  3. Yo defiendo el derecho de los kurdos a tener su estado. No podrá ser peor que el de los invasores turcos, iraquíes e iraníes.

    En cambio, el Estado de Israel es infinitamente mejor que los de su alrededor.

    ResponderEliminar
  4. Está Israel defendiendo su derecho a existir? o esta defendiendo los intereses de los EE,UU como mano armada de los mismos? Es destruir un país como el Libano matando a mas de 1000 civiles, detruyendo la forma de vida y existencia de cientos de pueblos del Libano? Es defender la existencia de Israel bombardear fabricas de leche, los depocitos de agua de Beirut, hospitales, escuelas y poblaciones indefensas? No había otra alternativa mas que detruir el 60% del Libano para conseguir a los dos soldados capturados por Hesbualah; ¿han conseguido algo con esta guerra los dirigentes de Israel? ¿Han podido hacer regresar a sus soldaos capturados?; ¿Han podido reducir la importancia y fuerza de Hisbualah en el Libano?, No han podido hacer nada, los soldados capturados estan bajo control de Hisbulalah, y el partido de Hisbualah sigue igual sin ningún cambio, es decir que no se ha conseguido nada con mas de 34 diás de guerra y destrucción, eso nos hace pensar que esto tiene otra clave que no tiene que ver nada con Libano y Israel,la escusa es DEMACiADA POBRE PARA UNA RESPUESTA DE ESTE CALIBRE ¿que sera......un ensayo para atacar Iran y Siria???

    ResponderEliminar