lunes, 2 de octubre de 2006

FoxFaith

Hoy me he enterado de una buena noticia, y es que la compañía Fox ha creado una filial, llamada FoxFaith, que se dedicará exclusivamente a producir películas de carácter familiar y cristiano que puedan ser vistas por personas de todas las edades.

Como me llama positivamente la atención que, por ejemplo, siempre que visito algún establecimiento de la mayor cadena de supermercados de Estados Unidos, Wal-Mart, tenga siempre en sus sección de libros un ärea en la que se pueden encontrar libros cristianos y de carácter espiritual (se puede ver esto también en su página de libros en internet).

Es de alegrarse de que, a pesar de todo, en este país haya grandes compañías que no se avergüencen de crear secciones de apoyo al cristianismo y a la familia, en vez de perderse en un gris multiculturismo.

4 comentarios:

  1. Esto está bien, hombre. A ver si Jiménez Losantos se mira el catálogo y compra algo para leer en el camino al curro.

    ResponderEliminar
  2. Ésa es la diferencia, anónimo.

    Palacios se congratula de que se de una opción para elegir libremente.

    Tú deseas imponer tus deseos (o faltas) en los demás.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Hay una editorial española dedicada a ese tipo de libros que yo no compraré, pero que prefiero a mensaje liberticida progre.
    www.tuslibrosymas.com
    www.sekotia.com

    No creo que yo le haga muha gracia a la mayoría del público de Fox Faith, pero al menos no usarán mi vida como moneda de cambio en sus negociaciones sobre la Alianza de Civilizaciones.
    ¡Zerolo, traidor!

    ResponderEliminar
  4. La ventaja de los EEUU creo que reside en que es un país que aún no ha expulsado a Dios de la vida pública. Respeta el derecho de cada cual a creer lo que le plazca, a no creer mientras respete la ley (una constitución básica, corta, unos principios, no los plomos que tenemos en Europa). De ahí surge el que llevar un libro espiritual no sea causa de escándalo. En la Europa laicista obligatoria, que quiere meter a Dios en las sacristías, eso es impensable. Un comunista acusa a un diputado conservador de que dice eso porque tiene unas creencias morales determinadas, ¿acaso su ideología (la del diputado comunista) no implica también una manera de pensar? ¿Por qué ser ateo o contrariamente anti-cristiano es defendible y hasta meritorio mientras ser creyente es un delito contra la democracia?

    ResponderEliminar