miércoles, 4 de octubre de 2006

Aunque Jesús me matare, en El esperaré

Hace alrededor de tres meses escribí un texto en el que hablaba de Jesús como mi ayudador, debido a que hacia poco El me había ayudado en una situación muy particular.

El segundo de los comentarios me llamó particularmente la atención, al decir: No es por nada pero la próxima vez puede que no te ayude y entonces ¿Que? ¿Perderás tu Fe?

Mi respuesta a ese cuestionamiento es que Jesús es soberano, en el sentido de que El puede hacer lo que quiera, cuando quiera, como quiera y con quien quiera, y eso, por supuesto, me incluye también a mí. Eso implica, y perdón por la redundancia, que Jesús puede hacer conmigo lo que quiera, cuando quiera y como quiera.

Cuando Job estaba atravesando por circunstancias verdaderamente críticas, que Dios había permitido que llegaran a su vida, él dijo: Aunque El me matare, en El esperaré. Por supuesto, no pretendo compararme con Job, ni muchísimo menos. Pero la realidad es que pase lo que pase en mi vida, mi confianza está y estará siempre en Jesús.

Fue el mismo Job el que pronunció una pregunta de respuesta evidente: ¿Recibiremos de Dios el bien, y el mal no lo recibiremos? Por lo tanto, en lo que a mí respecta, cuando Jesús me ayude, me mostraré agradecido a El, y cuando no lo haga, estaré confiado en El.

4 comentarios:

  1. 95 "In te, Domine, speravi": en ti, Señor, esperé. —Y puse, con los medios humanos, mi oración y mi cruz. —Y mi esperanza no fue vana, ni jamás lo será: "non confundar in æternum"!
    Camino. San José Mª Escrivá.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Decía San Agustín que cuando Dios no concede algo puede ser porque pedimos 'male, mala, malum': porque pedimos de forma incorrecta, porque pedimos cosas malas para nosotros o porque somos malos.

    Si descartamos la última (al menos luchamos por ser mejores), nos queda que no pedimos bien o bien eso que pedimos no conviene a nuestra alma.

    En cualquier caso, Dios sabe más.

    ResponderEliminar
  3. Cantaba Garth Brooks: "Some of God's greatests gifts are unanswered prayers..."

    ResponderEliminar
  4. Me gustan este tipo de comentarios porque hablan de algo que siempre se deja de lado en todos los debates y blogs que giran en torno al liberalismo, que es la cuestión moral. Ya sé que no es lo mismo fe (o religión) que moral; simplemente el post ha hecho que vuelva a esas reflexiones.

    ResponderEliminar