miércoles, 21 de junio de 2006

Jesús, mi ayudador

Hace tiempo que escribí un texto donde explicaba las razones por las cuales consideraba a Jesús como mi mejor amigo. Ultimamente he tenido la ocasión de comprobarlo una vez más.

Recientemente he estado pasando por un problema personal frente al cual he estado solo como nunca. La soledad hacia que el peso del problema fuera aún mayor, y ello hacia que el asunto pareciera tan sumamente fuerte que, sinceramente, en ocasiones pensaba que no iba a poder superarlo.

Pero he aquí que recordé unas palabras de Jesús: "Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansar... y hallaréis descanso para vuestras almas".

Y me di cuenta de que esas palabras eran para mí, porque si algo podía definir mi estado personal era la palabra cansancio. Cansancio en mi mente, cansancio en mi ánimo, pero tal vez lo peor de todo, cansancio en mi alma. Supe que nada humano me solucionaría ese cansancio. Y también supe que la única vía que me quedaba era acudir con toda mi sinceridad a Jesús.

Así lo hice. Le entregué mi problema a Jesús, en la seguridad de que finalmente El lo solucionaria, y mientras llegaba el momento de la solución El me daría las fuerzas suficientes para poder soportarlo. Y así fue. Jesús me ayudó en medio del problema; aún en los momentos más negros de la situación (que fueron muchos) la luz de El iluminó mi vida, y la ayuda de El hizo soportable la carga; y aún en esos difíciles momentos, apesar de las adversas circunstancias, pude experimentar un descanso del alma y de la mente, algo completamente imposible que lo hubiera logrado yo por mí mismo. Y hace poco Jesús dio solución a mi problema.

¿Por qué cuento esto? Solamente porque quiero dejar constancia escrita de que, a pesar de mis multiples defectos, Jesús es una realidad en mi vida, en los buenos momentos, pero también, y sobre todo, en los malos momentos.

10 comentarios:

  1. El ejemplo de tu Fe nos ilumina a otros. Gracias.

    ResponderEliminar
  2. No es por nada pero la proxima vez puede que no te ayude y entonces ¿Que?¿Perderas tu Fe?

    ResponderEliminar
  3. Me gustó mucho el post. Sinceramente, a pesar de ser 100% no creyente.

    ResponderEliminar
  4. Con Jesús no hay libertad, con las religiones no existe la libertad, o va ser la que a ti te parezca bien?, atacas al Islam y te quedas con Jesús?, vas de ilumininado?, procura no bromear con estas historias, hay gente ignorante que se traga todo, no las utilices de esta forma tan necia.

    ResponderEliminar
  5. Verdaderamente es una bendicion y una gran fortuna tener un encuentro con Jesucristo que es quien llena nuestros vacios. Gracias por compartir tu experiencia.
    El conocimiento de Jesucristo y de la Palabra de Dios, o biblia, nos ayuda a distinguir la verdad de la mentira y nos hace libres. Esta es la verdadera libertad.

    ResponderEliminar
  6. debemos recordar que los problemas siempre estaran presentes. son ellos los que nos forman...pero es jejus quien permite que nuestra carga sea mas ligera... el no nos discrimina ni es elitista con las personas solo quiere que lo sigas... se como el y haz de es te mundo un mejor lugar...piensa en los demas en su dolor y ayudaleo...
    si quieres ser como jesus solo debes hacer tres cosas:
    pensar
    decir
    actuar
    *de la misma manera se consecuente en todo lo que hagas y no te engañes a ti mismo.....el lo hizo tu tambien lo puedes hacer... el murio en una cruz siendo consecuente con lo que decia y lo que pensaba...es algo que hasta un ateo deberia tomar en cuenta. jesucristo es el señor DIOS los bendiga siempre

    ResponderEliminar
  7. Desde que se instauró la Inquisición, sólo hay una religión: la Cristiana, y las demás: Judía, Musulmanahan,etc. han sido barridas o simplemente ocultadas por el miedo de perder la vida. Pero si algo sigue vivo y latente en el mundo son los numerosos magos, astrólogos, nigromantes, estudiosos de la cábala y la alquimia, y alguna que otra sociedad secreta. Pues bien, a mí siempre me interesaron estas artes. Yo, creo en las fuerzas de la Naturaleza.

    LA SANTA INQUISICION:

    En nombre de la única religión
    Dictamos sentencia y te condenamos
    A la piadosa purificación
    Del fuego y el dolor.

    En manos de Dios tú debes de poner
    Tu alma, tu hacienda y todos tus pecados.
    Acepta a Cristo y encomiéndate,
    Pues pronto darás cuentas a Él.

    Recuerdo el día en que mi libertad
    No-tenia precio ni fin
    En cambio hoy daba hasta la eternidad
    Por ver mañana el sol salir

    Oigo unos pasos, se quiebra mi voz
    Sé que vienen a por mí
    Y un sacerdote en nombre de Dios
    Pregunta: ¿quieres confesión?

    Confieso que amé y creí en Dios
    De los pobres, justo y moral
    Confieso que en la silla
    Donde he de morir
    Mi alma renacerá

    Toda mi vida desfila ante mí,
    Tantos sueños por cumplir
    No tengas miedo, no llores por mí,
    Siempre estaré junto a ti.

    Oigo los rezos, intento gritar,
    Me cubren para no mirar
    A los ojos de una cruel humanidad,
    La muerte se excita, es el fin.

    Me vengare y todo el mal que me hagas
    Yo te lo devolveré
    El hombre nunca fue dueño de su alma
    Es justamente al revés

    Hoy la Libertad
    se ha quedado dormida y en silencio.
    Hoy la Libertad
    ha cerrado por defunción.
    Hoy la Libertad
    se ha muerto de pena y melancolía.
    Hoy no hay Libertad
    hoy Dios no está aquí ni vendrá.

    Mago de oz...

    ResponderEliminar
  8. Perdonadme a todos aquellos a quienes les pueda ofender, pero Jesús no discrimina, el Corán sí, la cábala sí..., a los que decís que desde la inquisición no hay otra religión, ¿podéis decir eso hoy? ¿podéis decir que los católicos somos hoy peores que otras religiones? Os acordáis de las Torres Gemelas? Os acordáis de Atocha? Todo poniendo como excusa la religíón, os acordáis del Pueblo Palestino? otra excusa de otra religíón para masacrar. Hoy los católicos,o mejor los cristianos no hacemos esas cosas, y si somos verdaderos cristianos, seguidores fieles de Jesús, nuestras acciones serán todo lo contrario. Y en cuanto a perder la fe por no solucionar un problema, eso no es fe, pero cuando de veras nos vemos con el agua al cuello, El siempre está ahí, te lo puedo asegurar. También te reconozco que tengo mis dudas, pero Jesús no entra en ellas.

    ResponderEliminar
  9. grx justo hoy me han roto lo que quedaba de mi coraz+on y wn vwerdad necdesitaba recordar a mi Salovador..mi alma se duele pero mi corazón alaba a Dios por tod y en todo..la frescura de su palabra fue un bálsamo para mi...Dios te Bendiga y no hagas caso...sabemos que la ignorancia hace de las suyas...oremos por las almas...

    ResponderEliminar