miércoles, 14 de junio de 2006

"¡España, España!"

La verdad es que esto del fútbol (particularmente cuando se trata de un mundial) uno lo vive de forma diferente cuando está lejos de España. Hoy tuve la oportunidad de ver desde Estados Unidos el España-Ucrania, y por supuesto me alegro mucho del extraordinario comienzo de la selección nacional española.

Aunque, siendo realistas, hay que darse cuenta de que el mundial de fútbol no ha hecho nada más que empezar para el equipo nacional español. Quedan por delante Túnez y Arabia Saudí para pasar a octavos de final, donde, si España queda ganadora del grupo (y debería quedar), tendrá que vérselas, ya en partido único, con Francia o Suiza, o tal vez Corea del Sur. Y si sigue adelante, en cuartos llegaría la hora de la verdad, ante probablemente Brasil.

Ese cruce, el de cuartos, es el que hace de un equipo teóricamente grande como España un verdadero ganador o una triste mediocridad. Pasar cuartos sería llegar a estar entre los cuatro equipos más grandes del mundial; caer en cuartos sería simplemente seguir integrando, como hasta ahora, el pelotón de "los demás".

Mis mejores deseos para la selección de España en el mundial. Espero que pueda pasar cuartos de final. Si cae antes, será un fracaso; si pierde en cuartos, estaremos donde siempre; ojalá podamos tener el éxito de ganar en cuartos de final y formar parte de los cuatro mejores equipos del planeta.

1 comentario:

  1. Un Saludo de un compañero de batalla.


    Desde otro punto de España...
    Un abrazo.

    ResponderEliminar