martes, 28 de agosto de 2007

Albert Esplugas, impresionante

Dentro de mi serie Anarcocapitalismo: La pesadilla hecha realidad tuve algún intercambio de opiniones con Albert Esplugas sobre nuestros opuestos puntos de vista sobre el tema. Fue entonces cuando dando una vuelta por sus escritos me encontré con uno que es simplemente impresionante, titulado El liberalismo contra el derecho al aborto: una argumentación liberal pro-vida.

Disentir frontalmente de Esplugas en el tema del anarcocapitalismo no me impide estar de acuerdo con él en cuanto al aborto, así como calificar su texto sobre este asunto como algo verdaderamente extraordinario.

6 comentarios:

  1. Y que Esplugas disienta de determinada concepción del aborto (o la esclavitud/arrendamiento de obra perpetuo) tampoco excluye el que no haría nada por evitar tales hechos. Para Esplugas la ética es contractual: salvo el principio de no agresión, no sabemos muy bien por qué. Y luego hablan del falsacionismo... criaturas.

    ResponderEliminar
  2. Pues precisamente ese es uno de los artículos de Albert que menos me gusta. Hemos dicutido él y yo más de una vez sobre el tema y creo que su opinión no es tan prístina como en aquel momento. De todas formas hace un montón que no hablo con él sobre el aborto por lo que lo mío no es más que una impresión personal.

    ResponderEliminar
  3. ¿Y qué haces tú para evitar tales hechos, suponiéndote contrario al aborto, que es mucho suponer? Tienes una repugnante costumbre de convertir las diferencias intelectuales en defectos personales de tus interlocutores. Es lo que te hace tan parecido a los progres.

    ResponderEliminar
  4. Dicho artículo ya lleva bastante tiempo por ahí colgado y lo cierto es que es muy bueno. Aun de no compartir la opinión que se defiende en el artículo, nadie puede negar que está muy bien redactado y argumentado.

    Aunque como bien apunta Isidoro, su disquisición queda en el plano de la ética sin que se plantee qué hacer para evitar el asesinato de individuos incapaces de llevar a cabo contrato alguno.

    ResponderEliminar
  5. Tienes un resumen aqui:
    http://liberalismogallego.blogspot.com/2006_09_01_liberalismogallego_archive.html#115851921491866507
    y vídeos espeluznants aquí:
    http://liberalismogallego.blogspot.com/2007/08/vdeos-imprescindibles-y-espeluznantes.html
    Un saludo

    ResponderEliminar
  6. "¿Y qué haces tú para evitar tales hechos, suponiéndote contrario al aborto, que es mucho suponer?"

    Yo no me he posicionado sobre el aborto, exacto. No viene al caso: me he limitado a recalcar la esterilidad de los argumentos que pueda exponer Esplugas o cualquier ácrata sobre ética. Dicha esterilidad es lo que hace del ancapismo una forma de apoyo último de la sociedad cerrada: antiliberalismo de manual.

    El desprecio arrogante de la política y el desprecio temerario de la democracia así como del concepto de justicia asociado a la igualdad ante la ley... son suficientes para que me dé exactamente igual lo que opine de la esclavitud, la pederastia o el aborto quien así desprecia. Al negar la posibilidad del cambio político, del cambio pacífico, está convalidando cualquier cosa. Lo gracioso es que quien así actúa, en este caso, pretende que de semejante relativismo de facto se escape el dogma que le permite sostener su pirámide justificacionalista: el dogma de la no agresión en el caso de Esplugas.

    La ética sin política... ¿qué es?

    No creo que ninguna de estas consideraciones incluya achaque alguno de defectos personales al señor Esplugas.

    ¡Ah! Y me parecen mucho más progres los ancaps cuando juegan al pacifismo incondicional o al antiamericanismo magufo.

    Salud y libre comercio

    ResponderEliminar