miércoles, 20 de agosto de 2008

La monarquía de Zapatero

Hoy en día la monarquía española ha pasado a ser nada más que un juguete en manos de Zapatero, que la utiliza a su antojo cuando y como quiere con un único objetivo, el de permanecer en el poder.

Leí esto: Ah, y no me olvido del papelón del rey. Otro cuyos negocios no siempre transparentes y aventuras de otro tipo le han convertido en dependiente del gobierno y de la Academia de la Progresía Española, también conocida como PRISA, quienes tienen en su mano dinamitar la monarquía el día que ésta no se pliegue al programa de actos del establishment izquierdista.

Comedido, pero cierto. No estaría de más que saliera a la luz pública lo que todos damos por cierto. Pero no saldrá, al menos hasta que al PSOE no le interese, que no será nunca, porque el monarca se plegará una y otra vez a sus deseos con tal de permanecer en la privilegiada e injusta situación que ocupa.

Puede que con la llegada de Felipe al trono la cosa cambie, aunque personalmente lo dudo mucho. Podrá seguir siendo chantajeado con los oscuros negocios de su padre, y con los que con toda probabilidad él también hará. Seguirá, por lo tanto, la monarquía al servicio del Zapatero de turno.

¿Y el PP? Bien, gracias. Siempre monárquicos, siempre defensores de las cuestiones de Estado, siempre apoyando incondicionalmente a un rey que ya no garantiza nada bueno para España, siempre defendiendo a un rey que solo se preocupa de sus miserables intereses.

Una derecha que apoya a la monarquía, una monarquía que apoya a la izquierda, una izquierda que chantajea a la monarquía. Triste. ¿Algún día España romperá con esa miseria política para convertirse en un país democráticamente civilizado? Deseo que sí. Aunque visto el pasado y el presente, mis esperanzas son pocas.

4 comentarios:

  1. Yo también dudo que cambie la cosa con la llegada de Felipe, puesto que en lote va incluida nuestra "admiradísima" Leticia y habrá que aumentar el gasto público para comprarle braguitas de marca.El circo está servido.

    A pesar de ello, no me considero totalmente antimonárquico pero si me gustaría que nuestro monarcas fueran independientes del Gobierno, menos progres y más serios. Aunque repito, dudo mucho que la cosa mejore.

    Saludos!!

    ResponderEliminar
  2. Es de todos conocido que mientras el rey les hizo la vida imposible a Suarez y a Aznar (a Calvo-Sotelo no porque estaba acojonado con el golpe del 23-), a Felipe Gonzalez y a Zapatero les permitió y sigue permitiendo todo.

    No sé si debido a sus negocios turbos (que los tiene), mas bien creo que se trata simplemente de supervivencia.

    El rey sabe que cuenta con el apoyo ciego de la derecha española y ganándose a la izquierda garantizaría la continuidad de la monarquía.

    De lo que no se da cuenta el rey, es que la derecha está cada vez más harta de su parcialidad, y que por otro lado, contará con el PSOE en la medida que les siga jugando a favor.

    ResponderEliminar
  3. Estas cosas, entre muchísimas otras, son las que le llevan a uno a ser republicano convencido.

    En cualquier caso, si se le permiten tropelías al rey de algunos españoles, culpables son también quienes las permiten

    ResponderEliminar
  4. Pues yo soy del PP, y puedo asegurar que ésto está lleno de republicanos. En realidad, si no se cuestiona la monarquía es porque la Constitución la ha adoptado, y no está el horno para bollos como para meterse en ese debate (y porque el recuerdo de las dos épocas republicanas no es precisamente para echar cohetes).

    De todas formas, yendo por distintas partes de España y estando con afiliados y simpatizantes, la mayoría pregunta "el Rey ¿para qué sirve?"; lo hacen sobre todo después de la última legislatura donde el Rey no "moderó" -como le encomienda la Constitución- ni la derogación del PHN, ni el Estatut, ni el "proceso de paz"...

    El Rey se equivoca mucho si piensa que la gente que es del PP, o vota tradicionalmente al PP, va a mover un dedo por él; ni tampoco se pronunciarán contra él, más bien pasarán de él. Y el espectro social socialista, le querrá muchísimo y dirá maravillas de él, sobre todo después de exiliarlo porque no es progre ser una monarquía.

    (Mi nick es JBE; entro como "anónimo" porque no sé como utilizar las otras opciones)

    ResponderEliminar