viernes, 1 de agosto de 2008

Partidocracia en España (25): Castilla - La Mancha 2007

Por fin algo de verdadera democracia. Veamos los resultados:

P. Socialista Obrero Español
José Manuel Molina José María Barreda 570.100 51,52% 26
Partido Popular
M. Dolores Cospedal 466.153 42,13% 21

Con más del 50% de los votos José Manuel Molina José María Barreda se proclama democráticamente en toda línea Presidente. El primer presidente autonómico de todos los que llevamos analizados al que se le puede otorgar el color verde de democrático.

España, partidocracia (serie)

3 comentarios:

  1. ¿De verdad crees que es democrático?, pues analiza la base de esa democracia durante 30 años, es lo que persigue ZP, lavar los cerebros de la gente y que les voten porque si no, no les dan subvenciones. Hay muchas maneras de ser cacique, y una de ellas es el lavado de cerebro durante 30 años de todos los ciudadanos, y de todas las instituciones. Y si no estudia un poco las artimañas de Bono, y del cerebro de toda la red clientelar establecida en Castilla La Mancha, que no es otro que José María Barreda. Por cierto, José Manuel Molina no es el presidente de Castilla La Mancha, José Manuel Molina fue un tránfuga de IU que se pasó al Psoe para ampliar distancias de 1 a 2 diputados respecto del PP en 1996. El presidente autonómico es José María Barreda, ese que va a hablar con ZP del trasvase Tajo-Segura y se viene con una mano delante y otra detrás, y como no puede echarle la culpa a él, descarga su bilis sobre Cospedal.
    Visita mi blog y pincha en Castilla La Matrix, si quieres ver la realidad.

    ResponderEliminar
  2. Gracias por el dato del Presidente, que ya está corregido. Sobre la valoración de la democraticidad, en lo que refiere a los votos (que es lo que cuenta) creo que es intachable, con más del 51% de los votos a favor del candidato socialista. Sobre el lavado de cerebro, todos los partidos en el poder lo intentan, y es cosa del votante si deja que se lo laven o piensa por su cuenta. Un cordial saludo.

    ResponderEliminar
  3. Sin pretender ser Salomón ni nada por el estilo, creo que tenéis los dos razón, dentro de los respectivos ámbitos.

    En lo que atañe al resultado electoral, se corresponde dentro de los criterios que especifica José con una valoración democrática. Lo que pasa es que en un sistema democrático, el sistema electoral y de representación no es lo único a tener en cuenta.

    También hay que analizar los resortes del sistema a la hora de limitar el uso que se hace del poder. En una verdadera democracia el ganador de una convocatoria electoral no debería poder hacer uso de su puesto que debe estar al servicio de los ciudadanos, para establecer esa red clientelar de votos comprados.

    Y por otro lado, hay que tener en cuenta la democracia en la gente, la democracia social, el sistema puede ser muy científicamente democrático pero la gente no serlo. Cuando se juntan las dos cosas tenemos esto que hay.

    Saludos

    ResponderEliminar