sábado, 30 de agosto de 2008

Agosto en Miami y Libre Mercado

Llevo cuatro meses viviendo en Miami. Hace unos días el suelo del asiento del copiloto de mi coche comenzó a tomar el aspecto de una piscina. Algo echaba agua sin cesar. De pronto el aire acondicionado dejó de funcionar. Qué horror! No sé nada de mecánica, y aquí es un sufrimiento vivir sin aire acondicionado...Agosto!!!
Fuí a un taller y me dijeron que había que cambiar el motor del aparato, pues se había estropeado; y que la gracia me costaría entre $300 y $500. Eso sin contar lo que me costaría alquilar otro coche en espera de la reparación del mío. Empecé a orar a ver si entraba algún frente frío, pero nada ocurrió. Llegué incluso a creerme lo del calentamiento global por momentos....breves momentos.
Hablé con mi jefe sobre el tema y me recomendó un mecánico. Asustado aún, fui a verlo. En minutos subió mi coche a ese sitio alto, y con aire a presión desatascó el conducto de desague del aire acondicionado dejando salir toda el agua que había dentro. Bajó el coche....encendió el aire...y todo perfecto. Me costó sólo $30 y no tuve que esperar. Gracias Dios mío!!!!!
Ah, y no tuve que pasar por el frente frío.

3 comentarios:

  1. "Agosto en Miami y Libre Mercado"

    Este detenido y profundo análisis es la prueba viva de que todos deberíamos trabajar en maquiladoras bajo el magro sueldo del benefactor y genial empresario (¿consejo de administración? ¿qué es eso?) y dar gracias a Dios cada día por ser tan libres porque un día nos ahorramos una pasta en la reparación del coche.

    ResponderEliminar
  2. Como ha dicho el anterior comentarista su analisis es iluso.Solo la batuta del gran timonel podemos ser verdaderamente felices ya que el empresario es solo un cerdo explotador pedofilo.
    El gran timonel, ya sea Castro o Mao si que sabe dar a cada uno segun sus necesidades y sabe poner precio a las reparaciones de aires acondicionados,en el caso de que las necesitemos.
    Mientras la tan ansiada revolucion llegaa Europa, tendremos que conformarnos con mas impuestos y regulaciones.De entrada el precio de la reparacion debe ir sellado por no menos de 5 agencias gubernamentales que cumplan con Kyoto y el pvp de la reparacion debe ser fijado por acuerdo entre el Colegio de Ingenieros de frigorios,la Camara de Comercio, el ifema,los sindicatos representativos y la Asociacion de Consumidores mas subvencionada.

    ResponderEliminar
  3. He contado una anecdota. Usted, anonimo I, es quien ha hecho un profundo y detenido analisis, mediante el que ha llegado a sus propias conclusiones; que casualmente son muy similares a las de Hebe de Bonafini.

    ResponderEliminar