miércoles, 27 de mayo de 2015

Vía libre a Soraya para ser Presidenta de Gobierno en 2018 (o antes)

Soraya Sáenz de Santamaría se ha quedado sin rivales a la sucesión de Rajoy en el PP, la cual será efectiva tras el más que previsible descalabro en las elecciones generales dentro de medio año. Si Pedro Sánchez llega a la Presidencia con Pablo Iglesias como Vicepresidente no le doy al invento mucho más de un par de años para llegar a unas elecciones anticipadas hacia el 2018 con Soraya como candidata del PP a la Presidencia del Gobierno, que ganará como mal menor al desastre social-neocomunista ya padecido. ¿Política-ficción? Tal vez... o no.

6 comentarios:

  1. Pues a mí me parece que Soraya se ha quedado sin rivales, sin partido y sin votantes.

    Un PP sorayizado va a rivalizar en votos con UPyD en las generales..

    ResponderEliminar
  2. Eso es lo que le gustaría a ella y a El País. Pero los mismos que nunca volverán a votar a Rajoy tampoco lo harán a su valida (acento grave, no esdrújulo) Soraya. Coincido más con que si Rajoy permanece, el fracaso de Noviembre es el primer paso para la desaparición del PP, a estilo de la UCM.

    En cuanto a un próximo triunfo del PSOE con Podemos de segundo, yo creo que si se confirma que el Partido Socialista se echa en brazos de Podemos, se convertirá en el partido secundario de la Izquierda, al estilo de lo que ha sido Izquierda Unida. Para que al final se imponga el programa de Podemos con ayuda del PSOE, ¿por qué no votarle directamente?

    ResponderEliminar
  3. asertus, las cosas pueden cambiar mucho en dos años de Gobierno social-neocomunista.

    ResponderEliminar
  4. espectador, como he dicho en el comentario de arriba, las cosas pueden cambiar mucho después de un Gobierno social-neocomunista (sea quien sea el principal y el secundario); claro, también está la posibilidad de que el drama haga que la gente se vuelque con Ciudadanos; pero en España a la gente le cuesta mucho cambiar el voto, y muchas veces las elecciones se han ganado y perdido no tanto por el cambio de voto, sino por la abstención de unos y la movilización de los otros.

    ResponderEliminar
  5. Si Rajoy sigue presidiendo impertérrito el hundimiento del PP y el PSOE se echa en brazos de Podemos, las próximas elecciones generales se dirimirán entre Ciudadanos y Podemos, con restos del PP y PSOE como comparsas. El chantaje "¡que viene Podemos!" no le ha funcionado muy bien a Rajoy, y lo hará aun menos en Noviembre. Por su parte, si el PSOE se alía con lo que hasta ayer llamaba "populistas a la venezolana, que solo traen miseria y cartillas de racionamiento", ¿por qué no votar directamente a Podemos en vez de a su acólito?

    Los meses que faltan para las generales son demasiado cortos para que Ciudadanos y Podemos se desacrediten demasiado, salvo que cometan errores de bulto, cosa que con Colau en Barcelona no es descartable. Carmena en Madrid parece más prudente; no en vano existe el dicho "más sabe el diablo por viejo que por diablo."

    ResponderEliminar
  6. Espectador, puede que tengas razón en que a medio plazo la lucha por el Gobierno sea entre Ciudadanos y Podemos. Al fin y al cabo la gente está bastante cansada de la vieja política, y sobre todo los casos de corrupción han hecho daño a ambos partidos (PP y PSOE). Aunque también hay gente que vota a dichos partidos pase lo que pase. Por eso la situación me parece apasionate, porque es simplemente impredecible.

    ResponderEliminar