martes, 5 de mayo de 2015

Adios P-Lib, adios

Mi idilio con el P-Lib ha durado muy poco. Y es que en los últimos días he estado pensando sobre dicho partido, y analizando lo que en su día yo llamé debilidades en el programa del P-Lib he llegado a la conclusión de que algunas de ellas no son debilidades, sino simplemente barbaridades.

Hablar de querer otorgar el derecho de voto a todos los residentes en España creo que es un desatino, que daría a los islamistas unos poderes politicos que ahora mismo ni sueñan.

Por otro lado, abrir completamente las fronteras a la inmigración tan solo se puede calificar como una estupidez política, ya que ello llenaría España de personas de otros países hasta límites inconcebibles, dejando de ser España lo que es hoy en día.

El reconocimiento total al derecho de secesión (municipios, provincias, islas, ciudades autónomas, comunidades autónomas y cualquier otra agrupación) es otra auténtica barbaridad. España dejaría de existir, simplemente.

Podríamos hablar de más dudas y sombras, pero las anteriores cuestiones mencionadas, que creo que son las más importantes, son suficientemente claras.

Creo que todo lo anterior son barbaridades políticas, basadas completamente en la ideología y no en el realismo. Por eso creo que el P-Lib se ha condenado a sí mismo a ser un club de liberales con una cierta determinada idea del liberalismo en vez de un partido liberal con alguna posibilidad de influenciar en la política Española en algún momento.

Por todo ello, adios P-Lib, adios.

4 comentarios:

  1. Lo del derecho a voto, supongo que se refieren al nivel municipal y a poder elegir los servicios urbanos que se desean y con que compañía. Seguridad privada, recogida de basuras, servicios de jardinería, mantenimiento etc. Estos municipios también podrían tener algunas normativas (leyes positivas) internas, pero se requerirían mayorías cualificadas para casi todo y dichas leyes no podrían estar fuera del marco de la constitución (no la actual, sino una nueva constitución libertaria).
    El gobierno central podría conservar la potestad de rescindir el derecho a la secesión, si se considerara que detrás de la misma hay otro estado y que por tanto es una invasión en toda regla. Pienso en el caso de Marruecos con Ceuta y Melilla, o en China queriendo comprar una colonia con base militar en el mediterráneo. En cualquier caso el derecho a la secesión debería contar tanto con el apoyo de los propietarios del municipio, como de los residentes. No pudiendo llevarse a termino de no obtenerse mayorías cualificadas en los dos grupos. Podría pasar en el caso de Ceuta y Melilla, que los residentes quisieran pasar a formar parte de Marruecos, pero los propietarios de las tierras y bienes inmuebles quisieran permanecer españoles, en dicho caso la secesión no seria legal. Tampoco lo seria si el municipio hubiera sido comprado por un estado extranjero.
    En cuanto a la inmigración y superados los escollos anteriores no debería existir ningún problema, el único miedo que te podría asaltar es el de la delincuencia desatada, pero si los medios para combatirla son adecuados y las sentencias rápidas y severas, la delincuencia tampoco seria una amenaza.
    En cuanto a la secesión, tienes que tener en cuenta que además de exigirse el apoyo del 80% de los residentes y del 80% de los propietarios (no de los votos sino del censo), y de limitarse dicho derecho en casos de influencia extranjera. También deberían los secesionistas asumir su parte de la deuda publica, tanto la actual como la procedente de las obligaciones con los pensionistas. No se les reconocería ningún derecho sobre los activos del gobierno central, aunque si que podrían solicitar estar bajo la protección del ejercito español (como en el caso de las islas de Jersey o Man con el Reino Unido).
    Por ultimo deberían compensar a la minoría no secesionista, comprándoles sus propiedades a un precio tasado de forma independiente.
    Teniendo en cuenta la dificultad de cumplir con todas estas condiciones, la secesión tampoco debería ser algo frecuente.

    ResponderEliminar
  2. El derecho a voto a nivel municipal influye en la politica nacional ya sea por medio de las alianzas electorales ("si no haceis esto en los municipales os dareis un batacazo y muchos militantes estaran descontentos") , ya sea a traves de los mecanismos de eleccion en los partidos, ya sea propulsando a nivel nacional a un candidato que alcanze una alcadia importante a través del voto inmigrante. Tenemos un ejemplo en Gran Breta&ntide;a donde el desprecibale, anyti-occidental y anti-semlita George Galloway es/fué un peso pesado del partido laboraista por ser/haber sido alcalde de Londrfes gracais al "inocuo" voto inmigrante., Ah: Y también estan las clases de arabe/cultaua islamica que organiza el municipio para tener contentos a esos votantes o sea que en vez de españolizarlos los mantenemos en una cultura violenta y que suentilde;a con reconquistyar Al-Andalus. Genial!!!! Asi que para mi eso del voto inmigrante pues a va ser que n&ocaute;.

    En cuanto a lo del 80% para la independencia una vez has admitido el principio un buen dia te despiertas descubriendo que ya no es el 80 sino el 70% y luego el 60 y luego el 50% y luego que no es el 50% del censo sino de los votantes y encima que son los de la Generalitat los que hacen el conteo.

    ResponderEliminar
  3. Por lo demas senyor Palacios bienvenido al club. Ya la avisé. A decir verdad no tuve el valor de ir a la web del P-Lib y leer su programa por lo que no sospechaba que era tal cumulo de disparates (ejemplo: para abrir las fronteras tienes que desmantelar primero el Estado del Bienestar lo cual llevaria varias legislaturas so pena de atraer a todos los listos del mundo y caer en bancarrota). Me limité a un par de webs de gente que apelaba a votrar al P-Lib y auqnue eran mas moderados me bast&oacute :para quedar aterrado. Si lee a a los que le comentan quizas recuerde un post que hice aqui en el que destrozaba la posicion de Luis Gomez (el cual ltenia en su web la foto del candidato P-Lib y hace anyos se declarab ancap, no sé ahora) sobre las vacunas que me parecia no solo imbecil, sino inmoral y también "no liberal" ya que el liberalismo supone asumir las consecuencias de tus actos.

    ResponderEliminar