jueves, 10 de septiembre de 2015

Las pruebas de que Manuela Carmena sí fue comunista y, además, activa


Anda diciendo la flamante alcaldesa de la capital que ella no fue comunista. Es mentira. Aquí las pruebas:

Uno. Primer párrafo de su biografía de la Wikipedia.

Dos. Artículo de "El Mundo" cuando ella fue elegida candidata a la Alcaldía de Madrid por Podemos.

Tres. Un artículo de "El País" de 1981.

Cuatro. La imagen que preside este texto, sacado de un artículo de "Libertad Digital".

Podríamos seguir, porque hay muchos más enlaces que demuestran la mentira. Pero lo anotado creo que es suficiente. Y además es que militó en el Partido Comunista de España en los años más extremistas de éste, cuando se declaraba marxista-leninista, existía la Unión Soviética, y dicho partido era completamente prosoviético. Y no solo eso. También trabajó en el famoso despacho de abogados laboralistas de la calle Atocha (por el atentado de un grupo terrorista de extrema derecha, que asesinó a cinco de ellos), comunistas todos ellos. Seguimos. En 1996 fue nombrada vocal del Consejo General del Poder Judicial a propuesta de Izquierda Unida, coalición cuyo partido principal siempre ha sido el PCE.

Comunista hasta la médula la señora Carmena. Y si en sus declaraciones decía que los madrileños podían estar tranquilos porque ni es comunista ni lo fue nunca, eso quiere decir que hay motivos para que estén intranquilos porque fue comunista (y muy activa) y me temo que lo sigue siendo.

2 comentarios:

  1. http://www.larazon.es/historico/241-analisis-la-jueza-que-salvo-al-doctor-montes-MLLA_RAZON_432827#.Ttt10TQwGCDxkrI
    MAs interesante me parece su vinculacion con los presos de ETA y con los partidarios de la eutanasia activa.

    ResponderEliminar
  2. Ese es uno de los grandes problemas de la "justicia" española, las sentencias judiciales en función de la ideología del juez que las emite. Lamentable. Saludos.

    ResponderEliminar