lunes, 22 de mayo de 2017

Reflexiones a bote pronto de la victoria de Pedro Sánchez

1. La victoria de Pedro Sánchez, contra todos y contra todo, ha sido incontestable.

2. Lo anterior tiene aún más mérito teniendo en cuenta la puñalá trapera de Patxi López, que mantuvo su candidatura "de izquierdas" a sabiendas de que no tenía ninguna posibilidad de ganar, claramente con el objetivo de quitarle votos para beneficiar a Susana Díaz. Que el vasco formaba parte del golpe lo tengo completamente claro.

3. En principio este ha sido el final político de Susana Díaz. Las encuestas no la favorecen en Andalucía, donde probablemente empeore los resultados que ahora tiene.

4. España ha sido, es y seguirá siendo un país guerracivilista. El acuerdo entre "la derecha" y "la izquierda" es imposible. Que nadie sueñe a partir de ahora con una unidad de acción entre PP y PSOE en cualquier asunto para restar poder a los nacionalistas. La militancia socialista ha sido clarísima, mejor una España destruida por acuerdos con los separatistas que una España estable por acuerdos con el PP.

5. Evidentemente el golpe (de Estado, de partido, de timón o de lo que sea) dentro del partido socialista contra Pedro Sánchez lo único que hizo fue convertirle en un mártir ante la militancia, algo que él ha sabido explotar a la perfección.

6. Hubiera sido mucho más fácil que el aparato del PSOE le hubiera dado la salida a Sánchez de ir a unas nuevas elecciones, en las que se hubiera estrellado. Claro, hay que ver si él lo hubiera aceptado, porque tal vez estaba emperrado en ser Presidente de Gobierno con el apoyo de podemistas y separatistas, que es lo que ya tenía acordado y lo que motivó el famoso golpe.

7. Las vacas sagradas del PSOE (Felipe González, Guerra, Zapatero, Rubalcaba, etc.) ante este auténtico varapalo de la militancia bien harían de retirarse de verdad de una vez por todas.

8. Los periodistas que hablan de que Pedro Sánchez va a tener difícil unir al partido, que si el poder de los barones, y cosas por el estilo no dicen más que memeces. En todos los partidos en general y en el PSOE muy en particular las navajas están siempre listas para ser sacadas en el momento oportuno. Pero éste no lo es, así por ahora las esconderán bajo la ropa y guardarán las formas en público. Pero volverán a aparecer de nuevo cuando toque.

9. Hablando del futuro, la política nacional sin duda va a sufrir una auténtica radicalización a partir de ahora.

10. Pedro Sánchez ya ha amenazado con la moción de censura. El Congreso del PSOE será los días 17 y 18 de junio. Tomando en cuenta que unas posibles nuevas elecciones no podrían celebrarse hasta el 10 de septiembre (primer domingo no vacacional) y que hacen falta creo que 54 días para convocarlas, Rajoy en principio, a menos que quiera convocarlas en plenas vacaciones de verano, algo impensable en España, no podría convocarlas hasta, más o menos, el 20 de julio. Con estas fechas Pedro Sánchez dispondrá de alrededor de un mes para interponer su moción de censura (si es que el Parlamento no cierra completamente por vacaciones, que eso lo desconozco).

11. Si Pedro Sánchez no usa ese mes, está claro que Rajoy, si se huele la posibilidad de la moción de censura, disolverá las Cortes. El problemas es ese, si se lo huele. Porque cabe la posibilidad de que los acuerdos con comunistas y separatistas sean secretos y se dejen los detalles para una vez que se presente por sorpresa la moción de censura. Y hay que recordar que una vez presentada una moción de censura el Presidente queda incapacitado para convocar elecciones hasta que la misma se vote.

12. Mis predicciones no se suelen cumplir, pero la de la resurrección de Pedro Sánchez sí se ha cumplido. Espero que no se cumpla la de una moción de censura para llevar al poder a un gobierno socialista-comunista-separatista que sería totalmente desastroso para España.

13. Si Rajoy consigue capear la amenaza de la moción de censura y los vientos de la corrupción es bastante posible que en las casi seguras elecciones anticipadas consiga, en función del voto del miedo y tal, sumar entre PP y Ciudadanos una mayoría absoluta que le permita gobernar desde una cierta comodidad.

14. Pues nada, lo de la maldición china, ojalá te toque vivir tiempos interesantes.

2 comentarios:

  1. De acuerdo en casi todo menos el punto 13: Esta vez el voto del miedo no va evitar que el votante del PP se quede en casa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hombre, no me extrañaría con lo que está cayendo de la corrupción y que el PP se ha convertido en un partido socialdemócrata. Pero el miedo a un frente socialista-comunista-separatista creo que hará que muchos voten al PP o a Ciudadanos para que al final sumen mayoría absoluta.

      Eliminar