lunes, 12 de marzo de 2018

Independentismus interruptus

Ya van dos veces que este chico con buenos modales llamado Roger Torrent empieza y se queda a medias. En la investidura de Puigdemnt tuvo que dar marcha atrás y en la de Jordi Sánchez lo mismo.

Porque la verdad es que el muchacho habla mucho y propone más, pero a la hora de la verdad se sujeta mansamente a la legislación del Reino de España. Tal vez porque le impresionó la cara de Carme Forcadell tras pasar una noche en Alcalá-Meco. Así que para él mejor lo de perro ladrador, ante el coste de la mordida de la susodicha.

¿A estos independentistas no les dará vergüenza toda esta payasada? ¿No tendrán un mínimo sentido del ridículo? ¿No se cansarán de ser el hazmerreír de los no independentistas? Digo yo. Porque al menos por mi parte he pasado de preocuparme por el tema a considerarlo francamente divertido. De sainete cutre, claro está. Pero divertido al fin
y al cabo.

2 comentarios:

  1. No hay prisa. Siguen con su propaganda. El 155 está cerca de expirar, y seguramente los socialistas exijan a Rajoy que ceda aún más cosas si quiere prorrogarlo.

    De todas maneras el PP sigue subvencionando los medios independentistas, y no ha cambiado ni una coma en libertad educativa o TV3, y además ha pagado los retrasos a los funcionarios autonómicos catalanes que les debían los nacionalistas.

    Así, por esperar no pasa nada, sigue el victimismo, y ellos podrán dedicar todo el presupuesto a independentismo cuando se cansen de esperar.

    Todo en orden para todos los partidos del régimen, de PP a CUP.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguirán con su propaganda, no te digo que no, pero lo que están haciendo es de feria. No entiendo como siguen teniendo votantes, la verdad, con el espectáculo que están ofreciendo.

      Eliminar