jueves, 15 de marzo de 2018

La lucha continúa

En el pasado la extrema izquierda saco a pasear la bandera de la lucha de clases, o sea, los pobres contra los ricos para liberarse de su opresión. No tan en el pasado, seamos justos, porque en España Pablo Iglesias y los alegres chicos (y chicas) de Podemos la intentaron sacar también hace bien poquito. Pero ante el escaso éxito (más bien rotundo fracaso) en el medio plazo han cambiado de táctica (que no de estrategía). Ahora la cosa consiste en agitar la bandera de la lucha de géneros, es decir, las mujeres contra los hombres para liberarse de su opresión. Esta gente no entiende la política sino en forma no ya de legítima confrontación pacífica de ideas, que se dirimen en las urnas y el Parlamento, sino en forma de confrontación violenta de una parte de la sociedad contra la otra, que se dirime en las calles. Alguien debería decirlo; me refiero, claro está, no a anónimo blogger como un servidor, sino a algún representante de algún partido político mayoritario, por ejemplo Partido Popular o Ciudadanos. Aunque, visto lo visto el pasado jueves, creo que habrá que esperar sentados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario