viernes, 5 de octubre de 2018

Escandaloso espectáculo circense independentista

Igual que poco dura la abundancia en casa del pobre, poco dura la estabilidad institucional en la Cataluña controlada por los independentistas. Dos días. Es increíble que una desavenencia entre dos partidos afecte a toda la actividad parlamentaria, porque el presidente del parlamento está ahí para salvaguardar los intereses independentistas y no los intereses parlamentarios. Un circo, vamos. Y como en todo circo al final salen los payasos, ese fue el papel de Torra con sus cartas a Trump y al Papa. Dicen ellos que ya son una república. Les falta el adjetivo. Bananera.

No hay comentarios:

Publicar un comentario