viernes, 5 de octubre de 2018

La Fiscalía General de Michigan abre investigación a toda la Iglesia Catolica de ese estado por abusos sexuales a menones

Serían como las doce del mediodía cuando leí la noticia en Infovaticana: La Fiscalía General de Míchigan ordena registros sorpresa en siete obispados. Por supuesto los dedos me picaban para parar máquinas (a esa hora tenía varios textos programados desde ayer para su publicación automática) copiar el titular entrecomillado en el título, poner la fuente en el cuerpo y publicarlo. Pero decidí parar e investigar un poco más. Y la espera ha valido la pena.

Buscando me encuentro con una noticia local de ayer a su vez enlaza a otra de hace un par de semanas. La conclusión es que la investigación la abrió entonces el Fiscal General de Michigan, Bill Schuette, para, literalmente "sobre si el clero de la Iglesia Católica en Michigan cometió actos de abuso contra niños". Se infiere claramente que lo que se están investigando son abusos sexuales.

¿Y cuál es el alcance de dicha investigación? La noticia nos dice que el miércoles oficiales de la ley registraron cada una de las siete sedes de la Iglesia Católica en las siete diferentes diócesis en las que está dividido el estado. Se supone que en busqueda de documentos secretos que pudiese tener en su poder la Iglesia Católica de Michigan sobre casos en los que clérigos participaron en abusos sexuales de menores.

Yendo a la página oficial de la Fiscalía General de Michigan podemos ver que la misma tiene tres investigaciones en curso, una de las cuales es sobre la Iglesia Católica. En el comunicado sobre la misma se puede leer lo siguiente:

"El Departamento de la Fiscalía General de Michigan ha determinado que se requiere una investigación totalmente completa de lo que sucedió dentro de la Iglesia Católica. Esta investigación es y seguirá siendo independiente, exhaustiva, transparente y rápida. Mi departamento y esta investigación descubrirán quién sabía qué y cuándo."

No hay más información. Ahora bien, en las otras dos investigaciones en curso por la Fiscalía de Michigan (que no tienen nada que ver con la de la Iglesia Católica) observamos que sí hay bastante información. Ello me hace suponer que en la investigación de la Iglesia Católica no hay nada porque, aunque la decisión de investigar se tomo hace como dos semanas, en la práctica comenzo hace un par de días, con los registros de todas las sedes y la probable incautación de archivos. Y en breve la Fiscalía empezará a hacer públicos los resultados de dichas investigaciones.

¿Estamos ante otro escándalo de dimensiones parecidas al que hace poco se destapó en Pennsylvania? No se puede afirmar. Tan solo nos resta seguir mirando la página de las investigaciones en curso de la Fiscalía General de Michigan.

Pero si así fuera cabe la posibilidad, como apunta el texto de Infovaticana en su final, que ello fuera la gota que colmara el baso de la paciencia a nivel federal, y que "en última instancia, pueda procederse a una investigación federal de toda la iglesia estadounidense, con consecuencias imprevisibles".

Puede ser que esto no haya hecho nada más que empezar. Veremos que pasa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario