jueves, 1 de diciembre de 2005

Ministro Alonso, el que para arriba escupe encima le cae

Menos de tres meses han pasado desde que el Ministro del Interior dijera que España está mejor preparada que EEUU para hacer frente a un huracán como el Katrina cuando aparece Delta en las Islas Canarias como una simple tormenta tropical y nos encontramos con que a cuatro días del paso de la tormenta tropical Delta... varios municipios de Tenerife siguen hoy sin luz y casi sin agua.

Es lo que tiene eso de hablar demasiado de las desgracias naturales de otros para intentar rentabilizarlas en beneficio político propio. Y es que la realidad y la naturaleza ponen a cada uno en su sitio. No quiero imaginar lo que pasaría si cualquier zona de España fuera atacada por un poderoso huracán de categoría cuatro (no digamos ya cinco) como Katrina. Aunque solo hace falta ver como se pone la cosa en España con unas simples nevadas que son normales todos los años.

En fin, esperemos que jamás llegue a España un desastre del tipo de un poderoso huracán (como los que padecen el Sur y el Este de los Estados Unidos) o terremoto (como los que de vez en cuando se producen en el Oeste de Estados Unidos). Ni quiero pensar en los daños y el tiempo del restablecimiento.

Y es que, señor Alonso, mejor no intentar hablar bien de uno cuando otro padece.

5 comentarios:

  1. Son muy bocazas los ministros/as actuales

    ResponderEliminar
  2. No es normal.
    ¿Se le está pegando al resto del gobierno el gafe del presidente?.

    ResponderEliminar
  3. Pareces querer ignorar que lo único que no funciona a estas alturas es una empresa privada:

    ENDESA

    Que ya puede haber optimizado bien toda la pasta que ha ganado en estas islas, porque si de esta no salen de aquí, poco falta. Que ya les pueden costar baratas los empleados de Madrid, Sevilla, que no saben ni donde está El Porís.

    Resulta que en un alarde culpas al Ministro de que no haya luz, ¿Liberal?, no de derechas con complejo como casi todos estos blogs.

    ResponderEliminar
  4. Esta historia me recuerda a una charla que tuve con mi futuro cuñado, a propósito de los tornaditos que pasaron este verano por, entre otros lugares de Cataluña, el aeropuerto de El Prat.

    En el telediario de turno se podían ver imágenes de los daños en locales y casas. Recuerdo entre brumas algo parecido a un toldo de madera, desplomado sobre las mesas de un restaurante.

    Pues bien, mi futuro cuñado, probo antiamericano él, vino a decirme algo como: "¡Bah! ¡En España no pasa como en Estados Unidos! Aquí sólo se cae algún techo, porque construimos mejor que las casas!".

    No creo que mi argumento (pero los tornados allí son infinitamente más fuertes) le ayudara a bajarse del burro.

    Si tenéis curiosidad, echadle un ojo al PDF que ofrecce el Instituto de Meteorología a propósito de los tornados de Cataluña. La mayoría están entre F0 y F1. Sólo uno de ellos rozó el límite inferior de la categoría F2. En otras palabras: ninguno desató vientos de más de 200 km/h; la mayoría se mantuvo en torno a los 100 ó 120.

    En Tornado Alley, en los Estados Unidos, no es nada infrecuente sufrir el paso de monstruos F4 o incluso F5, con vientos que pueden superar los QUINIENTOS kilómetros por hora.

    Sí señor: nada hace bien el gringo malo, salvo explotar al negrito y desposeer al progresista filántropo. Ya ven que a nada que se levanta una suave brisilla, se les vienen abajo sus madrigueras.

    ResponderEliminar
  5. ¿Y solo hay una empresa privada que encima funciona mal?, ¿a ninguna otra empresa se le ha ocurrido que puede forrarse dando buen servicio?, ¿o es que hay algún otro factor, como digamos el Estado en cualquiera de sus múltiples cabezas, que lo ha impedido?. Serán complejos de derechista, pero solo donde el Estado nos ha "protegido" se dan estos estraños monopolios.

    Eso sí, por supuesto estamos mejor preparados que Usa para soportar un huracán, una tormenta tropical es otro cantar, pero un huracán. Bahh.

    ResponderEliminar