martes, 13 de diciembre de 2005

¿Reinventar España?

Ultimamente, por razones de tiempo (de falta del mismo), he estado un poco alejado de la actualidad. Ello creo que me ha permitido ver las cosas con cierta perspectiva que el seguimiento puntual de los movimientos políticos en España (casi sísmicos) tal vez me lo impedían.

Querámoslo o no, lo cierto es que en los últimos tiempos se ha ido incrementando el sentimiento nacionalista en determinadas zonas de España, concretamente en el País Vasco y en Cataluña, lo cual todo apunta a que va a tener su continuidad en Galicia. Es muy cierto que ese nacionalismo no se ha potenciado desde el pueblo a los políticos, sino al revés, siendo la clase política la que ha creado una necesidad nacionalista en los ciudadanos que éstos muchas veces no la ven (como ejemplo está el caso catalán); ello ha sido a causa de la "baja política", es decir, la política de alianzas de "el poder por el poder", que ha hecho del nacionalismo una bandera para cubrir muchas vergüenzas. Ahora bien, tampoco podemos ignorar que el pueblo lo ha permitido, y por largo tiempo como es el caso vasco, aunque también es aplicable ello al caso catalán, porque nacionalistas eran también los de CiU.

La trayectoria marcada por el "Plan Ibarretxe", que ha seguido la reforma del estatuto catalán, y que puede tener su continuidad en la reforma del estatuto gallego, lleva a la conclusión de que el nacionalismo campa por sus respetos en dichas regiones, al menos entre la clase política. Algo que, en la práctica, es imposible ignorar.

Algunos pueden pensar que una derrota socialista y una victoria popular en las próximas elecciones generales podría poner las cosas en su sitio y bajarles los ánimos a los nacionalistas. Personalmente lo dudo mucho. Si la victoria del PP es por la mínima, como están las cosas simplemente no habría Presidente de Gobierno de dicho partido, abocando la cosa a un Presidente socialista o nuevas elecciones. Ahora bien, con semejante panorama nacionalista ya descrito, como he leído en alguna parte (no recuerdo donde) España sería ingobernable para el PP aunque éste consiguiese mayoría absoluta; y es que los desafíos a la legalidad podrían ser continuos desde los tres frentes nacionalistas mencionados, a los que bien podrían añadirse otros, como por ejemplo Andalucía, y sin olvidar los posibles de Canarias y Baleares.

¿Cuál es la solución? Tal vez reinventar España para salvarla. Porque de no hacerlo se corre el riesgo de seguir el camino que naciones mucho más poderosas que España han caminado. Solamente hace falta mencionar los casos de Yugoslavia y el más claro aún de la URSS. ¿Quién hubiera pensado que la segunda potencia política de su tiempo desaparecería casi de la noche a la mañana? Pues sucedió, y a España podría ocurrirle lo mismo, por más que muchísimos no lo deseemos y muchos no quieran ni tan siquiera pensar en dicha posibilidad.

¿Y entonces? ¿Qué hacer? No lo sé a ciencia cierta, pero algo habrá que hacer. Y una posibilidad podría ser llegar a un estado federal donde queden claramente delimitadas las competencias de las autonomías y del estado, y que aquellas y éste financien sus gastos con sus propios impuestos. La famosa "solidaridad entre autonomías" habría que desterrarla por completo, y quedaría reducida a un fondo estatal (financiado con los impuestos estatales) para casos de emergencia. Que lo anterior produciría graves diferencias entre servicios como sanidad y educación entre autonomías ricas y pobres es evidente (no sería lo mismo en Cataluña y Madrid, por ejemplo, que en Andalucía y Extremadura, también por ejemplo). Pero es lo que hay, y sería el precio a pagar por mantener España unida.

De todos modos, reconozco que la salida no es fácil. Pero lo fácil lo hace cualquiera, y es en momentos como éste donde los pueblos dan su verdadera talla. Quiero pensar que España, su clase política y sus ciudadanos, estarán a la altura de las circunstancias, sabiendo hacer los cambios y ajustes necesarios para que España siga existiendo, aunque tal vez diferente de la que actualmente conocemos. De lo contrario, me temo que el precio a pagar será muy alto.

En cualquier caso, históricamente en asuntos mucho peores se ha visto España, y ha sabido salir adelante como tal. Estoy seguro de que ahora también lo hará.

3 comentarios:

  1. No voy a entrar en sus disquisiciones sobre si el nacionalismo va de arriba a abajo o al reves, aunque le recordare que a CiU o al PNB les vota la poblacion desde el primer dia, cuando no habian tenido tiempo ni ocasion de "lavarle el cerebro" a nadie.
    Yendo a lo importante, que es eso de la "ruptura de España". Primero tenga usted claro que ni Galicia ni Andalucia se van a amotinar, por la sencilla razon de que viven de las subvenciones, algo que perderian si les diera por independizarse. El "problema" son Cataluña y el Pais Vasco, que ademas son casos diferentes.
    El tema del Pais Vasco es, en mi opinion, el mas envenenado. La mitad de la poblacion de esta comunidad, la de origen vasco, esta, com mayor o menor fuerza, por la independencia, mientras la otra mitad, la de origen español, esta por dejar las cosas como estan. Es esta una situacion enquistada que no parece tener arreglo amistoso a corto plazo, y me extrañaria mucho que aquello no acabara en un conflicto civil a la balcanica.
    El caso de Cataluña es distinto, o era distinto hasta hace poco. Tradicionalmente, el independentismo en Cataluña ha sido una fuerza marginal, muy marginal. Ni el españolista mas cerril puede calificar de independentistas a los de CiU, a quienes lo unico que interesa es la cultura y los negocios, pero cuya vocacion por un estado "completo" es mas que dudosa, como demuestra su nula disposicion a entrar en un gobierno español. No nombró el diairo ABC a Pujol "Español del año"? La poca agresividad natural de CiU se puede notar, por ejemplo, en que cuando la competencia en educacion le fue cedida a la Generalitat de Tarradellas, CiU propuso dos redes escolares, una en catalan y otra en castellano, pero en aquel entonces CiU era minoritario y el PSOE impuso la red unica en catalan, quiza llevado del afan uniformista de los marxistas. Despues Pujol se encontro con el pastel montado y lo que no podia hacer era dar un paso atras. Y asi hasta hoy. Creo que debiera bastar este ejemplo para ver que la ideologia de CiU, que es aun hoy la fuerza mayoritaria en escaños del Parlament, no es independentista, y que su accion no pretende mucho mas que un respeto por la cultura catalana y el fomento de los negocios, que es donde entra su "queja" por el deficit fiscal y su efecto en las infraestructuras que estan impidiendo el desarrollo economico del pais. CiU es solo eso, y se lo dice uno que tiene a muchos familiares en el club.
    Eso fue asi hasta el ultimo mandato de Aznar. En este su segundo plazo, Aznar, libre de ataduras con CiU, sacó todas las "esencias" que atesoraba y cargo sin contemplaciones contra todo lo que oliera a catalan, no solo con hechos, sino tambien con palabras, que pueden doler mas. Ademas, y quiza eso fue lo mas grave, animo con todas sus fuerzas el proceso de concentracion economica en Madrid, en un reducido grupo de amigos y conocidos entre los que no habia ningun catalan. La primera consecuencia directa del aznarato en Cataluña fué el bajon electoral de CiU por su pasado apoyo al PP, y la subida de los independentistas desde la marginalidad hasta el 15% de los escaños, lo que puso al Tripartito en el gobierno catalan. Los enfrentamientos por el Estatut, que no lo olvidemos, cuenta con el apoyo del 90% del Parlament, y al que se trata de quitar legitimidad con la especie esa de la separacion entre politicos y pueblo, que estan en Cataluña igual de unidos o de separados que en cualquier otro lugar del Estado, y sus consecuencias como por ejemplo el boicot comercial a las empresas catalanas, no solo a las que apoyaron al Estatut sino todas, algo que solo puede calificarse de racista (discriminacion por razon de origen o cultura), estan extremando las posiciones tambien en Cataluña, y ahora ya no tengo tan claro que un arreglo amistoso, federacion o confederacion o lo que sea, sea tan facil como antes.
    España y los españoles harian bien en pensar a fondo lo que hacen, porque los dias del "seras mia o de la tumba fria" aplicada a las regiones/naciones han pasado. Hoy España depende economicamente del exterior, de la UE para las subvenciones, y de empresas extranjeras que dominan su economia totalmente. Valga como ejemplo que hubo un momento en que el Estado frances era el primer "empresario" español. Cualquier solucion al "problema catalan", que antes no existia pero ahora si, debera ser acordada, eso si España pretende continuar teniendo un lugar entre los paises civilizados. Si prefiere ir a hacer compañia a Serbia y Montenegro en el pozo de la marginación, pues ya estamos hablando de otra cosa. Les sugiero que observen atentamente el reciente ejemplo de Croacia, que, mas que probablemente, ha entregado a su heroe nacional al tribunal penal internacional, para poder cobrar subvenciones de la UE. Ese, y no el Cid Campeador o Millan Astray, es el signo de los tiempos que vivimos.

    ResponderEliminar
  2. Hay un pequeño detalle que sin embargo tendrías que recordar, Croacia efectivamente ha entregado a su “héroe/ criminal de guerra”, pero ahora en la “Krajina” no vive ningún serbio. Su peón lo pueden entregar si quieres al tribunal penal internacional con un lacito, (en espera de las subvenciones de la UE como tu muy bien dices), pero ya han ganado la partida, es decir ya tienen su estado “uniforme”, y los serbios y su nacionalismo no representan ningún problema interno. Este es el signo de los tiempos la hipocresía elevada al cubo.

    ResponderEliminar
  3. Nada ha cambiado en los nacionalistas en los últimos tiempos. El cambio viene del PSOE, ahora en el poder.

    ResponderEliminar