jueves, 19 de julio de 2007

Cambiar la ley electoral, una "prioridad básica"

Hace ya bastante tiempo que Rajoy anunció que cambiará la ley electoral cuando llegue al Gobierno; ahora eso lo califica como una "prioridad básica". No puedo sino estar completamente de acuerdo con él.

Para dejar claro el tema el líder del PP gallego, Alberto Núñez Feijoo, señaló que "no dejar de ser anómalo" lo ocurrido últimamente en numerosas localidades e incluso en comunidades autónomas como Cantabria, Galicia, Cataluña, Baleares y Canarias, donde el partido más votado en las urnas se ha quedado sin gobernar.

Vamos, lo que yo he venido denunciando, que si estudiáramos lo que está pasando en muchas localidades españoles, sería de película de terror desde el punto de vista democrático, porque lo que ahí está imperando no es la democracia, sino los más puros y duros (y oscuros) intereses partidistas.

Muy interesante que Núñez Feijoo advirtió de que con este tipo de pactos se transmite un "mensaje muy peligroso" a los ciudadanos porque se fomenta la idea de que "el voto cada vez vale menos".

O sea, que esto es cada vez menos democrático; que no son los ciudadanos los que deciden; esa es la triste realidad.

Finalmente algo que merece mucho la atención. Se habla de ejemplos: Por eso, propuso un cambio del sistema electoral en ayuntamientos y comunidades a partir del ejemplo de otros países como Alemania, donde los alcaldes se eligen de forma directa; Portugal, con la elección de la lista más votada; Francia, con el método de doble vuelta; y Reino Unido, donde se otorga un concejal por distrito al más votado.

Suena bien. A mí, como ya saben los que me siguen, lo que más me gusta es una elección a doble vuelta, como en Francia, porque creo que es lo más democrático. Pero en cualquier caso cambiar en algún sentido el actual sistema electoral español se hace imprescindible; es difícil encontrar algo peor.

Por cierto, dice Núñez Feijoo que distinto sería, según dijo, la reforma del sistema en las elecciones generales, que quizá requeriría cambiar la Constitución.

Pues que se cambie la Constitución; porque cualquier día vamos a vivir un drama democrático en el Congreso, gobernando el país un partido que no haya sido el más votado. Aunque, como funcionan las cosas en España, no será hasta entonces, es decir, cuando se produzca una verdadera crisis del sistema, cuando se plantee en serio modificar la forma de elección. Lo cual, dicho sea de paso, visto como pintan las cosas y las encuestas, bien (o mal) podría suceder en las próximas elecciones generales.

4 comentarios:

  1. Siento decir que me parece surrealista. Ser el más votado no significa ganar: se gana con la mitad más uno. Las coaliciones de gobierno son legítimas y todo el sistema parlamentario continental se basa en tener apoyo parlamentario para gobernar: por eso los presidentes de república y las monarquías son los que plantean al parlamento un candidato a primer ministro, en función de quien cuenta con apoyos suficientes para dar estabilidad.

    Si hablara de reformar la ley electoral para terminar con la Ley D'Hont, entonces le encontraría sentido. Esto es una pataleta por no ganar de verdad. O no ser capaz de constituir una mayoría. Y así es la democracia.

    ResponderEliminar
  2. La democracia es el gobierno del pueblo, y poco (o, mejor dicho, nada) gobierna el pueblo cuando el gobierno lo deciden los partidos en el caso de que ninguno saque la mayoría. Me importa un pimiento el PP y sus pataletas. Pero situaciones donde puede gobernar cualquiera (Baleares, Navarra, etc.), dependiendo de los oscuros pactos entre partidos políticos, me parecen una verdadera barbaridad democrática.

    ResponderEliminar
  3. La democracia en España es una falacia, o cambian la ley y la constitución y ponen a ESPAÑA como circuncripción electoral única o todo el sistema está viciado.

    Qué es eso de nacionalidades históricas, a mí me sudan la polla, más histórica que Castilla NO HAY NINGUNA, lo de nacionalidad historica es un puto cuento para chupar del bote y tener una ventaja económica frente al resto y es una vergüenza, aparte de insolidarios y carotas tienen todo mi desprecio.

    AUÍ O somos TODOS iguales o rompemos la baraja, que a Castilla la habéis tenido que dividir en cinco o más jodidas comunidades autónomas ¿para qué? para construir España, para que luego me venga a decir un nacionalista catalán a mí castellano que su Cataluña es una nacionalidad histórica, eso es reírse a la cara de uno, o sea que nosotros nos hacemos el arakiri, (preguntad si no a un madrileños si se siente castellano..) para qué... para nada, si por mí fuera reconstruiría Castilla, sólo una Castilla unida dentro de España puede manejar la nave, sólo.

    ResponderEliminar
  4. IU tuvo más votos que CiU, ERC y el PNV y eso si menos escaños. Eso habría que reformarlo. Una ley que limitara el poder de los partidos nacionalistas

    ResponderEliminar