domingo, 20 de febrero de 2011

Homeschooling: Posibilidades reales

Me pareció muy interesante un comentario a mi anterior texto sobre homescholing (enseñanza de un niño en casa), y aunque comenté algo allí, quiero abundar un poco más.

Entiendo y comparto completamente la necesidad de que cada niño tenga una educación lo más excelente posible. Hace años escribí un texto en este blog, titulado ¿Educación totalmente privada?, donde expongo mis ideas al respecto, que son básicamente que el estado debe velar porque ningún padre indolente deje a su hijo sin educación. Por ello creo que debe haber reglas para que el homescooling no sea una especie de tapadera para que algunos padres dejen a sus hijos en la ignorancia. Pero para ello hay alternativas, que por supuesto no pasan por prohibir el homeschooling.

En Estados Unidos, país donde el desarrollo del homeschooling es el más alto del mundo, nos encontramos con tantas regulaciones como estados.

Este mapa es probablemente la mejor fuente de información sobre el tema:



Green: States requiring no notice: No state requirement for parents to initiate any contact.

Yellow: States with low regulation: State requires parental notification only.

Orange: States with moderate regulation: State requires parents to send notification, test scores, and/or professional evaluation of student progress.

Red: State with high regulation: State requires parents to send notification or achievement test scores and/or professional evaluation, plus other requirements (e.g. curriculum approval by the state, teacher qualification of parents, or home visits by state officials).



Si alguien tiene interés en el tema, le aconsejo que vea el enlace en sí, y vaya pinchando sobre los estados que desee, y podrá tener información de primera mano sobre como este tema.

Por poner un ejemplo práctico de dos estados que conozco por experiencia. En Florida los niños que estudian en homeschool están obligados a pasar un examen anual, en grupo o individualmente (es opción de los padres), para evaluar sus progresos, que es efectuado por un examinador que debe haber sido aprobado por el Estado; si por dos años un niño suspende ese examen debe ser inscrito en la educación regular (pública o privada). En Texas la ley obliga a que un niño en homeschool estudie un programa regular que incluya al menos lectura, ortografía, gramática, matemáticas y comportamiento cívico; aunque no hay exámenes ni controles estatales de ningún tipo, si hay constancia de que un niño no está cumpliendo con los requerimientos establecidos, los padres serán obligados a escolarizar al niño o de lo contrario el Estado le quitará el niño y se hará cargo de él. Hay otros estados que exigen que los padres de los niños en homeschool tengan al menos el título de high school (escuela secundaria).

En fin, como se ve las alternativas son numerosas. Se pueden hacer muchas cosas en lugar de simplemente prohibir la enseñanza en casa y obligar a los padres a llevar a su hijo a la escuela pública.

3 comentarios:

  1. Hola, sólo un comentario muy rápido. No sé si es mi pantalla (un netbook de 6,5"), o no, pero tus enlaces aparecen en el tradicional color azul oscuro que sobre el fondo verde oscuro de la columna y son casi ilegibles. Sólo eso, por lo demás, felicidades por el blog.
    Un saludo,
    Carlos.

    ResponderEliminar
  2. Gracias por el comentario. Yo trabajo con un ordenador portátil, y los enlaces se ven bien. Supongo que es cuestión de la resolución de tu ordenador, o algo así (la verdad es que no sé nada de informática). Gracias otra vez y un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Agradezco la mención y la lectura del comentario referido. Aprovecho para aclarar que lo hice con ánimo de debatir y por eso llevé el argumento al extremo, con la intención de señalar el dilema moral que plantearía cualquier medida de control sobre la práctica del homeschooling.

    No obstante, añado aquí que obviamente soy consciente de que habría muchas maneras de controlarlo para no llegar nunca al punto de que se aprovechase la norma para no escolarizar a niños. De hecho, a pesar de no estar de acuerdo con muchas de las tesis y opiniones que se vierten en este blog, puedo afirmar que estaba y estoy completamente de acuerdo con lo que se expone en el artículo del que hablamos.

    Saludos!

    ResponderEliminar