lunes, 13 de febrero de 2012

11-M: ¿Se acabó?


En los últimos días se habían ido produciendo una serie de noticias que, en medio de las tinieblas, parecían seguir avanzando poco a poco (muy poco a poco, pero algo es algo) en la búsqueda de la verdad del 11-M. Que si Del Olmo no ordenó ni destruir ni conservar los trenes, que si un testigo declara que no vio órdenes escritas para desguazar los trenes, que si un alto mando policial autorizó a Renfe a destruir los trenes del 11-M.

Aunque el avance era muy lento, queda claro que poco a poco se iba acercando a saber quien dio la orden de destruir los trenes. Al final hubiéramos sabido un nombre y esa persona tendría que haber rendido declaración de la razón por la que lo hizo. Y a alguien le ha entrado el miedo. Bueno, más que miedo, pánico. Tanto que ha decidido dar carpetazo al asunto. Y, oh casualidad, precisamente ahora, cuando, repito, se acercaba el momento de saber quien había dado la famosa orden.

Uno no puede menos que sentir impotencia y amargura ante unos jueces que se esfuerzan hasta lo indecible por cerrar la investigación de una juez respecto a un asunto de una importancia tan enorme como son los atentados del 11-M. ¿No era que la Justicia tenía la misión de esclarecer los hechos hasta saber la verdad? La Justicia incuestionablemente sí, pero la "justicia" española incuestionablemente no.

¿Es este el final de la s esperanzas de conocer la verdad sobre el 11-M? Puede que sí. Pero también puede que no. Mañana más.

5 comentarios:

  1. "Y, oh casualidad, precisamente ahora, cuando, repito, se acercaba el momento de saber quien había dado la famosa orden"

    Sí, oh casualidad, precisamente ahora... si no se tiene en cuenta que el recurso de apelación que se ha resuelto es de mayo de 2011. Sí, saber sobre la famosa orden... que nunca existió porque no era necesaria.

    Y así todo. Un análisis de primera.

    ResponderEliminar
  2. La investigación seguirá avanzando. No tengo ninguna duda sobre ello. Y llegaremos a saber la Verdad. El mayor atentado terrorista cometido en Europa no puede quedar impune. Sobre todo, porque sus responsables no se encuentran lejos de aquí.

    ResponderEliminar
  3. Muy de acuerdo. Quizás si siguen la línea que sugerió Luis del Pino: que presionen por la vía política porque de otra manera no van a conseguirlo, solo arruinarlos y desesperarlos.
    Te enlazo a mi google+

    ResponderEliminar
  4. Tengo para mí algo que no puedo demostrar, pero que intuyo desde casi el principio: El objetivo principal fué expulsar por la fuerza al PP del Gobierno, conseguido, iniciar un proceso de destrucción masiva de todo lo realizado en los ocho años de Aznar,casi conseguido, y hacer de España un país cuasi tercer-mundista que no pintase nada en el orden mundial, también casi conseguido. Pregunto ¿A que partido político le benefició directamente la masacre?. La posterior manipulación de las gentes a través de los medios afines a ese partido, a través de una campaña de mentiras y falsificaciones,iban dirigidas a culminar una tarea, sólo empezada con las bombas. Sinceramente creo que una parte de ese partido tuvo que ver con el atentado, por acción u omisión, y como se dice solos o en compañía de otros. La siniestra historia de ese partido, llena de golpes, asesinatos y corruptelas masivas, me da que pensar que cuando sienten que su inmenso poder se ve amenazado, aunque sea muy poco, son capaces de recurrir a lo que sea para seguir en el poder o acceder a él.

    ResponderEliminar
  5. Y no olvideis amigos que todo esto se hace con todas las bendiciones del maximo baluarte de la chapuza de pais bananero.

    Su gracioso majestad el borbon.

    ResponderEliminar