lunes, 6 de febrero de 2012

De ingenuos derechistas está España llena

Leo un alborozo casi generalizado entre los derechistas por la victoria de Rubalcaba, como si ello supusiera que el Partido Popular tiene desde ya ganadas las elecciones generales... del 2015.

Es verdad que el PSOE está dividido en dos mitades casi idénticas, como lo demuestra el hecho de que Rubalcaba ganara a Chacón por 487 a 465, con solamente 22 votos de diferencia. También es cierto que si el PP consigue el Gobierno de Andalucía el próximo mes el golpe será duro para un recién estrenado Rubalcaba, así como la segura pérdida del Gobierno Vasco el próximo año.

Pero de ahí a pensar que no va a existir oposición política al PP por parte del PSOE, como parecen creer algunos, media un abismo. Esa oposición va a ser brutal, entre otras cosas porque si no lo fuera Rubalcaba no llegaría ni a ser candidato a la Presidencia por el PSOE. Y es que hay que recordar que el PSOE se ha comprometido a celebrar primarias para elegir su candidato a Presidente, por lo que ello le obliga a apretar las clavijas todo lo que pueda a Rajoy, o de lo contrario Chacón (u otro) le quitará el puesto.

Pero hay más, mucho más. Este Gobierno del PP ha sido elegido por los españoles para que saque a España de la crisis económica. Y eso no lo va a tener muy fácil. Todo apunta a que dicha crisis puede durar por lo menos un año más. Y después ya veremos. Si a partir de un año (es decir, desde primeros del 2013) la economía empieza a mejorar el PP tendrá bastante fácil ganar las próximas elecciones. Pero si sigue pasando el tiempo y la economía española no despega las cosas se van a empezar a complicar para el Gobierno, y cuanto más tiempo pase más se va a complicar el asunto.

Finalmente está el hecho de que, aunque Rubalcaba no es precisamente un tipo que despierte simpatías, es un auténtico tiburón de la política, un auténtico depredador. Ha sabido usar todas las malas artes que ha podido en los momentos clave. Y lo va a seguir haciendo.

Rajoy puede luchar por ganar las próximas elecciones desde ya, haciendo lo que debe hacer y pronto, y si las cosas le van bien las ganará. O puede confiarse y empezar a disfrutar del famoso "Síndrome de La Moncloa" (que ya padecieron al menos Felipe González y Aznar) y perder dentro de cuatro años... o antes.

1 comentario:

  1. me gustaría tranquilizar al autor del artículo diciendo que no se preocupe, pronto el PSOE volverá a gobernar España.

    ResponderEliminar