viernes, 4 de diciembre de 2015

Otra maldita vez

Ayer, cuando cenábamos, mi hija me preguntó si yo pensaba que el asesinato de 14 personas en medio de una fiesta navideña en un centro para discapacitados en California había sido causado por terroristas islámicos. Le contesté que por el modus operandi (las noticias que pude ver en el trabajo hablaban de armas largas y ropa de camuflaje) me daba la impresión de que sí, pero que no estaba seguro, y que habría que esperar a saber más detalles.

Esa fue la razón por la que no escribí del tema aquí en el blog, sino que me limité a poner la encuesta que ya tenia pensada y a programar otro texto para unas horas después.

Pero después de ello, y cuando estaba a punto de irme a dormir, decidí buscar "algo" de información sobre el tema. Y lo que encontré me confirmó mis temores. Al final, aunque no publiqué aquí, en el blog, me desahogué en Twitter, donde en una suma de varios mensajes vine a poner esto:

Matanza en USA. 14 muertos y 18 heridos. Me temo que ha sido un atentado terrorista islamista en toda regla.
Los nombres de dos asesinos muertos al enfrentarse a la policía: Syed Rizwan Farook y Tashfeen Malik.
Tanto los nombres como los apellidos son musulmanes. Sé que nadie lo dice, porque no es políticamente correcto.
Entre el modo de operar (armamento de guerra) y los nombres musulmanes, repito, me parece una atentado islamista.
Tampoco la mayoría de los medios dice que los 14 asesinatos en USA fueron en medio de una fiesta por Navidad. Yo me acabo de enterar.
Compañeros de trabajo del asesino dicen que "Farook era un devoto musulmán que raramente hablaba de religión en el trabajo".


He buscado información antes de escribir este texto, y lo único destacable que he encontrado para añadir a lo ya sabido es que "el FBI está tratando el asunto como un posible caso de terrorismo".

Todo apunta a otro caso de terrorismo islámico, en esta ocasión en plan "lobo solitario" por un matrimonio. Otra maldita vez.

En la misma cena de ayer mis hijos, siguiendo con el tema, me preguntaban que si Houston es zona de riesgo. Y con toda sinceridad me vi obligado a decirles que efectivamente es así, porque es una gran ciudad donde es fácil pasar desapercibido para cualquier persona o grupo, incluso con intenciones terroristas asesinas. Y que el estado no puede protegernos de la amenaza, salvo de forma preventiva a través de las investigaciones y desarticulaciones de personas y grupos que tienen intención de asesinar. Pero que, como es evidente, ese sistema no es perfecto. Y que para protegernos efectivamente el estado tendría que poner un policía por cada ciudadano, lo cual lógicamente es imposible. Por todo ello les dije que en la medida de lo posible lo único que podemos hacer es protegernos nosotros mismos, teniendo cuidado de a donde vamos, con quien nos juntamos y que lugares frecuentamos. Es lo único que podemos hacer partiendo del hecho de que, aunque defiendo la libertad para tener armas para defender la vida de uno, su familia y su propiedad, jamás he tenido una y creo que jamás la tendré, porque creo que en el sentido familiar (intento educar a mis hijos en ideas pacíficas -que no pacifistas-) para mis objetivos familiares tiene más perjuicios que beneficios.

Así que, por lo tanto, lo único que toca es prevenir en lo posible y seguir viviendo bajo la amenaza.

1 comentario:

  1. Pues no habria sido nada mala haber tenido un arma cuando entraros estos terroristas islamicos,fanáticos(como solo lo pueden ser estos terroristas islamicos),de mierda.

    ResponderEliminar