viernes, 11 de diciembre de 2015

Soraya, la menina de Pablo Iglesias

Machista, despreciable. Me entero por Manuel Molares, y lo confirmo con más datos. Y la izquierda calla ante el adjetivo machista del sujeto.

Si quien hubiera usado el término hubiera sido un político del PP o Ciudadanos hacia una mujer del PSOE o Podemos la que le hubiera caído (y con razón) hubiera sido de aúpa. Pero como fue el intocable y, además, hacia una mujer del PP, pues aquí no pasa nada. Cosas de esta España donde la izquierda tiene barra libre. Si lo dice la izquierda, es que era una broma, hombre, no te pongas así; si lo dice la derecha, es que es de un mal gusto evidente, no sé como no lo ves. La ley del embudo en estado puro.

Ya quisiera Iglesias tener siquiera la mitad de la valía política de Soraya. Miserable.

2 comentarios:

  1. Pues yo me barrunto que la ignorancia y la mala baba de Iglesias es aun mayor que la atribuida y que confunde menina con enana y a poco estuvo de llamar a la operacion menina, operacion maribarbola.

    ResponderEliminar