domingo, 18 de septiembre de 2011

La hipocresía del nacionalista Mas

Una cosa es lo que dicen y otra es lo que hacen. Nada nuevo bajo el sol, por otro lado. Pero no deja de ser llamativo que mientras hacen casus beli del catalán como único idioma permitido en las aulas públicas, ellos opten por llevar a sus hijos donde se habla español y catalán (y francés e inglés, además). Eso solo tiene un nombre: hipocresía.

Y no entiendo a la, al parecer, inmensa mayoría de los catalanes que le permiten eso a Artur Mas. Tampoco hay que ir a ese colegio exclusivista para darse cuenta de que sabiendo manejar perfectamente el español y el catalán se tendrán muchísimas más oportunidades que si se sabe manejar únicamente el catalán. Y es que Mas y los nacionalistas catalanes están montando su nacionalismo sobre la base de dejar en el casi tercermundismo idiomático a su propia gente, mientras ellos no quieren eso para sus hijos. ¿Es que no se dan cuenta los catalanes?

Por otro lado tampoco entiendo que salga a la luz pública un hecho de ese calibre (que no permiten a los demás lo que reservan para sus hijos) y no se monte un escándalo político de grueso calibre. Será porque aquí, en Estados Unidos, algo así de saber que un político dice una cosa y hace la contraria le lleva a niveles de popularidad que hay que buscarlos en el subsuelo. Pero ya sé que Spain is different.

2 comentarios:

  1. Sí, José, en esta, como en tantas otras cosas, España es diferente. No lleva trazas de llegar a serlo porque sus políticos destaquen por su competencia; España seguirá siendo diferente, en lo político, porque aquí se roba, y no pasa nada; se incumple la Constitución, y no pasa nada; se tiene un Presidente de Gobierno inútil, y no hay manera de echarlo, como no sea en las urnas.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. www.estosololoarreglamossinlasautonomias.org

    ResponderEliminar