lunes, 5 de septiembre de 2011

Que se vayan

País Vasco, Cataluña, Galicia, que se vayan de España si es lo que quieren. Y Baleares y Valencia, también. Y ya puestos, Canarias, Andalucía, Aragón y Navarra. Y los demás que hagan una Nación en condiciones. Y lo digo no por cabreo, sino con frialdad. Me duele, sí, pero es que así no se puede continuar. Todo este "estado de las autonomías" a lo que ha llevado a España es a una soterrada guerra sin cuartel entre las diferentes autonomías, en el sentido del "y yo más", hasta el punto de que ya hay comunidades enfrentadas, como por ejemplo es el caso de Murcia y Castilla-La Mancha por el asunto del agua.

El último ejemplo de todo este asunto ha sido la votación de la reforma constitucional en el Congreso, donde los nacionalistas de PNV, ERC y BNG ha ido directamente a intentar plantear la autodeterminación. Y todo apunta que por ahí van a ir los tiros en la próxima legislatura, con el agravante de la presencia de un Bildu (o Sortu o lo que sea) crecido por el previsible apoyo electoral que va a tener.

Realmente me duele lo que los politicuchos españoles en general, pero catalanes, vascos, gallegos y baleares (entre otros) en particular están haciendo. Por eso, porque todo este asunto del "estado de las autonomías" no es más que un invento de políticos de medio pelo, y no de los ciudadanos, es por lo que creo que la ruptura de España no es ni de lejos la voluntad mayoritaria de los ciudadanos de las comunidades nombradas al principio de este texto. Pero es que también por eso habría que cambiar el sistema, para saber de verdad que es lo que quieren los ciudadanos de allí, de una vez por todas, en votación directa, es decir, vía referéndum. Y no me refiero a referéndums politizados, parciales e ilegales, tipo Ibarretxe y algunos de Cataluña; sino a uno legal, acordado por todos, donde los ciudadanos se pronuncien libremente para cerrar de una vez por todas este circo. Y si se quieren ir de España, que se vayan; y si se quieren quedar, que se queden. Pero que de una buena vez todo el mundo sepa a que atenerse.

8 comentarios:

  1. Totalmente de acuerdo. Yo llevo años clamando por una declaración de independencia pero no como ellos quieren sino a la inversa. Quiero que España como nación decida amputarse las gangrenas sangrantes y mortales que están suponiendo sobre todo Cataluña y el País Vasco.

    Hay que cortar por lo sano y si quieren marcharse, que se vayan. Y si quieren independencia, que la obtengan. España saldrá ganando porque ambos son una rémora para nuestro país.

    Y por descontado, que fuera del Euro, con veto perpetuo de España para la incorporación de ambos nuevos países a la UE, establecimiento de unos aranceles del copón y fuera del Espacio Schengen. Y a vivir de la venta de butifarras y de piedras redondas...

    Salu2

    ResponderEliminar
  2. El Estado de la Autonomías ha creado en el época de Suárez, aquél político de medio pelo que ha sido mitificado y por el actual Rey de España Juan Carlos I, que a nadie se le olvide, y todo para hacerse perdonar de dónde venían, ha sumido a España a unos gastos públicos y un ataque a su unidad nacional desde dentro de la nación sin precedentes a lo largo de su larga historia.
    En España hay que hacer 4 reformas "ica":
    Reforma democrática, autonómica, economíca, ética.

    ResponderEliminar
  3. Exacto, es así de duro y contundente. Un ultimatum. El que quiera quedarse, que se quede y el que no, que se marche. Ya me gustaría ver como se desenvuelven esas autonomías anquilosadas en el pasado en un mundo a otro nivel. Sería algo parecido a la RDA y la RFA. Buen post. Me ha gustado.

    ResponderEliminar
  4. Bien dicho. España es Madrid, los demás sobran. Y los catalanes, vascos, gallegos, valencianos y demás gentuza que tienen vulnerados sus derechos, que se jodan. En Madrid no tenemos ese problema y los demás nos importan una higa.

    ResponderEliminar
  5. Navarra no quiere irse. Sólo quiere que el Estado cumpla con su compromiso de defendernos de nuestros enemigos. (El pacto lo firmó Fernando el Catíolico, el año que viene hará 500 años).
    Rafa Aizpún.

    ResponderEliminar
  6. Perfecto.

    Démosle a la escoria un premio. Que no sirva de nada ni los muertos ni los amedrentados.
    Que ganen ellos.
    ¿Esa es la manera de defender la unidad de España a día de hoy?
    ¿Así es como se justifica la cobardía a la hora de hacer cumplir las Leyes?
    ¿Así es como se justifica la traición de los "partidos nacionales"?

    Vergüenza.

    Así nos va. Doblándonos ante los cuatro chantajistas.

    Nota. Con esta entrada no quiero culpar a nadie ni restarme culpa a mi, nacido en Cataluña.
    Tan sólo quiero constatar que la culpa, como siempre, es de los políticos que no respetan NINGUNA ley ni sentencia.... y todo sigue igual.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  7. La verdad es que un referendum en toda España con la misma pregunta: Desea la independencia de Cataluña? Creo que es constitucional y tiene sentido en toda España. Habría que hacer otro similar para Euskadi.

    ResponderEliminar