lunes, 5 de septiembre de 2011

Partidocracia en España (69): Elecciones autonómicas 2011

Pensaba yo terminar la serie con el análisis de las anteriores elecciones autonómicas, mayoritariamente celebradas en el 2007, y el análisis de las anteriores elecciones municipales, y posteriormente ir desgranando una serie de propuestas que creo que le darían al sistema español una calidad democrática mucho mejor que la que tiene. Pero entre pitos y flautas, faltas de tiempo y desganas, roturas de ordenador y quedar fuera del aire, viajes y establecimientos, ha ido pasado el tiempo y se han celebrado unas nuevas elecciones autonómicas sin que yo haya dejado caer dichas propuestas.

Desde mañana estaré analizando estas elecciones, una por una, desde un punto que intentará ser totalmente objetivo, basado únicamente en los números y en si en función de los mismos quien ha tomado la decisión final sobre el Gobierno han sido los ciudadanos o los partidos.

Durante alrededor de ocho semanas (entre las autonómicas, las municipales y las conclusiones serán cerca de cuarenta textos) de lunes a viernes entre las seis y las siete de la tarde programaré un escrito diario sobre el tema (aparte, claro está, de los textos sobre cualquier otro tema que se me ocurra).

Y más adelante, cuando el panorama político amaine, probablemente ya entrado el nuevo año, iré ofreciendo a los lectores de este rincón mis ideas de mayor democracia.

El sistema de analisis final será el mismo que antes, basado en tres colores:

Verde cuando haya la total seguridad de que la decisión de los partidos coincide, al menos en principio (ya que en las elecciones se votan listas y no personas, pero para los efectos de este estudio vamos a obviar este punto), con la decisión de los ciudadanos.

Amarillo cuando, aunque no se pueda tener la seguridad total de que la decisión de los ciudadanos coincide con la de los partidos, hubiera bastantes probabilidades de que efectivamente hubiera sido así.

Rojo cuando simplemente no se puede saber la decisión que hubieran tomado los ciudadanos, por lo que fueron los partidos la que la tomaron a espaldas de los mismos.

Desde ya adelanto que los datos nos van a dar muchas sorpresas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario