sábado, 13 de mayo de 2006

Auto odio occidental

Leo un artículo de Sara Honig en “El Reloj.com” donde describe un ejemplo de un mal que padece cierta parte del pueblo de Israel, y que creo se ha trasmitido a la sociedad occidental dentro de ese pack que hemos heredado de los judíos.

Sí, no sólo hemos heredado su visión lineal de la historia, su respeto por la vida humana, su amor por el prójimo, el monoteísmo, y la Revelación de Dios. Junto con el trigo se ha colado algo de paja. Hemos heredado también el sentimiento de culpa y el auto odio.

Concretamente el artículo trata acerca de un souvenir que se vende al público cristiano en Israel. El objeto contiene vistas turísticas en 360º, y ciertos comentarios introductorios donde se pone al mismo nivel a los israelitas con los terroristas árabes, y se pone al pueblo de Israel en una lista de conquistadores de la tierra, sin mencionar que Jerusalén nunca ha sido capital de nadie más, ni que jamás ha existido otro estado independiente en esta zona. En definitiva, y cito textualmente:-“El lector extranjero no puede sino concluir que somos extranjeros que nos embarcamos en capturas de tierra imperialistas arbitrarias. No hay ninguna referencia a ataques árabes concertados el día del nacimiento de Israel, y en la práctica a ninguna autodefensa judía”.

Pues esto mismo sucede en nuestros países. La mayoría de intelectuales, periodistas, y profesores han ido desde hace más de un siglo sembrando en nosotros ese mismo sentimiento. Hay mucha gente que realmente cree que la civilización occidental es la culpable de que haya miseria en el tercer mundo, enfermedades como el SIDA, terremotos y Tsunamis, desastres ecológicos, y demás.

Hay muchos que están convencidos de que por ejemplo España, es un territorio al que tienen tanto derecho quienes vivimos actualmente en ella, como los árabes que fueron expulsados en 1492. El mito de Al Andaluz como anticipo del paraíso y de la tolerancia entre culturas, ha calado muy hondo en nuestra mente. Hay que leer más.

¿Hay alguna cura contra este mal? Sí. La objetividad a la hora de analizar cada caso.

Pongo uno por ejemplo:

Cuba en el año 1958 era un país con sus defectos y sus miserias como cualquier otro, pero era una economía pujante, con esperanzas palpables de convertirse en el, país más próspero de América por detrás de los EEUU y Canadá. El gobierno comunista comienza una campaña de desestabilización de gobiernos en A. Latina, Asia y África, y nacionaliza e interviene las propiedades extranjeras en la isla –tal y como Evo Morales--, recibiendo por este motivo un embargo económico SÓLO por parte de los EEUU.

Compensando el embargo, la URSS envía cada año unos mil millones de dólares, armamento, y establece tratos preferenciales con Cuba.

¿Por qué está actualmente así este país? ¿Dónde está todo ese dinero? ¿Dónde los beneficios de la venta de azúcar a alto precio a la URSS, y la compra de petróleo a precios mínimos?

Sacad conclusiones.

¿Tiene culpa España de la precaria situación de los cubanos? ¿La tienen los EEUU? ¿La tiene el FMI?

¿Tenemos que seguir contribuyendo a engordar las cuentas de la camarilla de Castro? ¿Tenemos que financiar su política de desestabilización de las democracias occidentales? ¿Tenemos que ayudarle a apoyar el terrorismo contra Israel y los EEUU?

La izquierda está confundida y desorientada desde la caída del muro de Berlín y la desaparición del proletariado europeo y norteamericano.

Pero por favor, que esa confusión no lleve a tomar peligrosos caminos. Un ciego no puede ir sólo entre barrancos ni por campos minados. Y como dijo Jesús: -“Un ciego, no puede guiar a otro ciego”.

Hay que desarraigar de nuestra mente el demonio del auto odio y los sentimientos de culpa. Hay que estar claros en cuales son las causas del mal, y las vías para erradicarlas. Hay que separar el trigo de la paja. Gracias a Dios por la Biblia y por todo lo que hemos recibido de El a través de los judíos, pero esa enfermedad no la queremos. Saquemos la cizaña de nuestra mente y concentrémonos en evitar que nos destruyan físicamente los nazis árabes, y moralmente nuestros intelectuales.

No somos culpables y por tanto ni hemos de pagar ni merecemos castigo. Tenemos lo que hemos sido capaces de producir y ahorrar durante muchísimos siglos. Gracias a Dios hemos tenido una herencia judía y cristiana, una filosofía griega y romana, un renacimiento, una ilustración, una reforma religiosa, una revolución industrial, una revolución tecnológica y científica.

Todo esto hemos tenido gracias a Dios. Ellos han decidido aborrecer a Dios, y ahí están. Y si nosotros decidimos aborrecerLe tal y como han hecho ellos, al final estaremos junto con ellos en el mismo infierno.

Como dice la Biblia: -“El que lea, entienda”.

7 comentarios:

  1. Estoy básicamente de acuerdo con tu post, pero me han chocado algunas cosas, por ejemplo dices que hemos heredado de los judíos "su amor por el prójimo". Podría aceptarlo si atribuimos al pueblo judío el "mérito" de que Jesús era judío, pues él sí introdujo una verdadera revolución en Occidente en ese sentido (no en Oriente donde ya se conocía el amor espiritual), pero difícilmente se puede aceptar que los Judíos o el Judaismo "amen al prójimo", salvo que éste sea judío, los gentiles no somos ni humanos según el Talmud, no sé hasta qué punto participan los judíos, en términos generales, en dicha visión talmúdica, pero está claro que no se asocia al Judaismo precisamente con el amor (sí al Cristianismo).

    Otra cosa que me choca es que según dices "y se pone al pueblo de Israel en una lista de conquistadores de la tierra". Seguramente no te has leído el Antiguo Testamento, de haberlo hecho y entendido, me extrañaría semejante afirmación.

    Dice el texto que tú suscribes "El lector extranjero no puede sino concluir que somos extranjeros que nos embarcamos en capturas de tierra imperialistas arbitrarias."
    No sé qué puede ser más arbitrario que creerse con derecho divino a ocupar una tierra pues Jehová de los Ejércitos supuestamente se la concedió a los israelitas, el pueblo elegido por Dios para no se sabe bien qué.

    ResponderEliminar
  2. Levítico 19: 18...amarás a tu prójimo como a tí mismo. Jesús (el mismo Dios del A.T. hecho hombre) dijo estas palabras citando mandamientos del Antiguo Testamento.

    Los judíos no creen que han sido escogidos por Dios. Dios escogió a los judíos y les entregó su Revelación y les mandó ser luz a las naciones. Esto no es un privilegio, sino una responsabilidad ante Dios.

    Y Dios les entregó la tierra de mano de tribus nómadas mucho más fuertes y más numerosas que ellos.

    Si no crees que Dios es quien inspiró la Biblia y que todo lo que dice es cierto, no tenemos mucho de que hablar, la verdad.
    Dios el Espíritu Santo es quien único puede decirte que sí, que Jehovah de los Ejércitos es la misma persona que Jesús de Nazareth.

    ResponderEliminar
  3. "Pero difícilmente se puede aceptar que los Judíos o el Judaismo "amen al prójimo", salvo que éste sea judío, los gentiles no somos ni humanos según el Talmud"

    Jmaria, deberias leer las fuentes originales:

    "De todas las leyes concernientes a los desvalidos, hay una que se repite constantemente en muchas partes de la Torá: la ley que ordena a los israelitas no oprimir al extraño, al extranjero. Es un hecho impresionante el que la Biblia tenga más leyes relativas a la protección del forastero que a cualquier otro tema, lo que incluye honrar a Dios, observar el Sábado, festividades, etc. Obviamente, para el legislador bíblico, la preocupación por el extranjero era considerada un valor religioso de suprema importancia. La ley relativa al extraño dice: “No engañarás al extranjero (guer), ni lo oprimirás, porque extranjeros fuisteis en la tierra de Egipto” (Éxodo 22:20). Y, cuando la máxima se repite, se añade la frase “vosotros conocéis el alma del extranjero [pues extranjeros fuisteis en la tierra de Egipto]” (Éxodo 23:9). La razón que se da para no maltratar al extraño es solo ética: los israelitas fueron una vez extraños en una tierra extranjera y por lo tanto pueden compenetrarse con la experiencia de los forasteros en su propia tierra. Esto se deduce del lenguaje usado en el versículo, donde el verbo hebreo lajatz (oprimir) alude a la situación de los israelitas en Egipto. El trato que recibieron allí fue descrito con el mismo verbo: “he visto la opresión (lajatz) con que los egipcios los oprimen (lojatzim)” (Éxodo 3:9) "

    http://www.ujcl.org/comentario213.html

    ResponderEliminar
  4. ¿Amamos nosotros al prójimo verdaderamente como mandó Jesús?
    ¿Teniendo dos túnicas damos una al que no tiene ninguna?
    ¿Hemos vendido nuestras pertenencias para repartir entre los pobres?

    No. Entonces, ¿Qué le echamos en cara a Israel?

    ¿Sabeis algo acerca de la obra que hace Israel en países africanos como Nigeria y otros que no cito por no errar?

    No, no lo sabeis. Eso no aparece en "El Mundo, ni en "ABC", ni en "El País", ni lo cuentan en los telediarios.

    Los mandamientos de Dios no los cumple Israel, ni nosotros tampoco. Mas que mandamientos son frases para que sepamos lo miserables que somos, y que sin su ayuda la salvación es imposible.
    No hay nadie que pueda cumplir lo del amor al prójimo.
    Si lo hubiera, el sacrificio de Jesús sería inútil.

    ResponderEliminar
  5. Muchas gracias, Alejandro, por el artículo. Estoy totalmente de acuerdo con lo que escribes en él.

    Es evidente que judíos, como los cristianos, tienen muchos defectos. Pero no por ser judíos, sino simplemente por ser humanos, ya que como humanos estamos llenos de defectos.

    Ahora bien, la realidad social de un pueblo se consigue comparándolo con otro pueblo. ¿Resiste esa comparación cuando ponemos al lado a judíos y a árabes hoy en día? ¿Cuál es el resultado de esa comparación colocar juntas a la civilización occidental y a la "civilización" árabe?

    Barabaridades se han cometido en el pasado a mansalva, en un mundo terrible donde el más fuerte esclavizaba al más débil. Pero, ¿quién está cometiendo las barbaridades en el día de hoy? En general dos grupos, salvo excepciones: Los comunistas y los musulmanes. Y lo mejor de todo es que, a pesar de lo salvajes de son, siguen considerándose las víctimas. Mientras tanto judíos y cristianos, respetando la libertad, nos consideramos los culpables. Esa es la realidad, la triste realidad.

    Seamos realistas y sinceros, lo que se ha construido en el mundo occidental e Israel no se ha construido en ninguna otra parte del mundo, que es libertad y respeto. O lo valoramos y lo cuidamos o lo perderemos.

    ResponderEliminar
  6. Por ejemplo en Baba Mezi'a 114b

    The graves of Gentiles do not defile, for it is written, And ye my flock, the flock of my pastures, are men; only ye are designated 'men'.

    Efectivamente en el Talmud consideran al goyim tan "prójimo" como a los pájaros por ejemplo.

    Podría buscar más pasajes del "amor talmúdico" hacia los gentiles, pero creo que es suficiente con este otro Tractate Baba Kamma-Folio 113a

    'Where a suit arises between an Israelite and a heathen, if you can justify the former according to the laws of Israel, justify him and say: 'This is our law'; so also if you can justify him by the laws of the heathens justify him and say [to the other party:] 'This is your law'; but if this can not be done, we use subterfuges to circumvent him.

    En relación al "amor al prójimo" en el Antiguo Testamento, por ejemplo en Deuteronomio:

    23:1 No entrará en la congregación de Jehová el que tenga magullados los testículos, o amputado su miembro viril.
    23:2 No entrará bastardo en la congregación de Jehová; ni hasta la décima generación no entrarán en la congregación de Jehová.
    23:3 No entrará amonita ni moabita en la congregación de Jehová,ni hasta la décima generación de ellos; no entrarán en la congregación de Jehová para siempre,
    23:4 por cuanto no os salieron a recibir con pan y agua al camino, cuando salisteis de Egipto, y porque alquilaron contra ti a Balaam hijo de Beor, de Petor en Mesopotamia, para maldecirte.
    23:5 Mas no quiso Jehová tu Dios oír a Balaam; y Jehová tu Dios te convirtió la maldición en bendición, porque Jehová tu Dios te amaba.
    23:6 No procurarás la paz de ellos ni su bien en todos los días para siempre.
    23:7 No aborrecerás al edomita, porque es tu hermano; no aborrecerás al egipcio, porque forastero fuiste en su tierra.
    23:8 Los hijos que nacieren de ellos, en la tercera generación entrarán en la congregación de Jehová.

    ResponderEliminar
  7. El Talmud es un libro escrito por hombres y para hombres hace muchímos años, no es palabra de Dios.
    En cuanto al pasaje de Deuteronomio, hay que admitir que es por lo menos oscuro.
    No es el único pasaje así en la Biblia.
    Lo que se debe hacer con estos pasajes es no interpretarlos de forma aislada, sino a la luz de la Biblia como un todo.
    En un momento en el que la subsistencia de Israel dependia de la reproducción y la victoria militar, el pasaje está mas que justificado.
    Si hubiese sido escrito hoy diría algo así como: -"no tendrás entre tus jueces a miembros de Hamas ni de Al Qaeda...."
    Por lo demás te diré que en ocasiones he estado en sinagogas y nunca he tenido que mostrar mis genitales ni decir si soy hijo legítimo, ni quienes son mis ancestros. Se me ha acogido con mucho amor y respeto aún sabiendo que soy cristiano...y me han brindado sus pasteles kasher que están muy buenos.

    Recuerda que Jesús nos aclara todos estos pasajes oscuros diciendo que la Ley se resume en amar a Dios por sobre todas las cosas y al prójimo como a un mismo.

    Dios te bendiga y el Espíritu Santo te muestre la Verdad

    ResponderEliminar