sábado, 20 de mayo de 2006

Supongamos que hay guerra

Supuesto fraude en la adjudicación de obras en la Diputación de Lugo.

Campaña contra Zaplana por supuesta corrupción.

Supuestas irregularidades con licencias urbanísticas en Murcia.

Campaña contra Rita Barberá por supuesta profanación de tumbas del bando republicano en Valencia.

Campaña contra el PP en Cataluña por supuesto anticatalanismo.

¿Se supone que son coincidencias?

¿O estamos ante una guerra no declarada?

3 comentarios:

  1. Lo que sucede es que al PSOE le han pillado con el "carrito del helado" con el caso de las detenciones ilegales y buscan distraer la atención "como sea"

    Un saludo

    ResponderEliminar
  2. Curioso... cuando habláis del PSOE no usáis el término "supuesto". Confesad que sois fachas

    ResponderEliminar
  3. La supuesta corrupción de la que hablas referida a gente del PP es, efectivamente, tan supuesta como la que desde este partido se aplicaba de manera inmisericorde al PSOE en los años de plomo de la democracia española.
    Creo que el Sr. Zaplana, por hablar de una de las víctimas de esa campaña del PSIOE a que te refieres, lo primero que debería no olvidar (los españoles tampoco) son aquellas cintas en las que le pillaron diciendo aquello de "yo estoy en política para hacerme millonario" y a fe mía que lo ha conseguido ya que, si no, como se explica el haber logrado -tras haberse dedicado a la politica de manera continuada- el capital suficienta para, entre otras muchas cosas, hacerse con ese pisito en la madrileña Castellana.
    el problema de la gente de la derecha es que únicamente es capaz de ver la paja en el ojo ajeno y no ve la viga en el propio. También puede ser que como llevan toda la vida metiendo la mano en la caja ya lo consideran normal y hasta inherente a su propia clase.

    ResponderEliminar